Publicado: 21.08.2015 12:43 |Actualizado: 21.08.2015 13:53

Una pareja abandona a su bebé
en la caja fuerte de un hotel
de las Cataratas del Niágara

El ruido del llanto permitió que un trabajador del establecimiento encontrase al menor. Los padres fueron vistos viajando en una furgoneta gris Ford.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:
Caja fuerte.- CBCNEWS

Caja fuerte.- CBCNEWS

CANADÁ.- El personal del hotel Howard Johnson, ubicado en las proximidades de la ciudad canadiense Niagara Falls aún continúa atónito e impresionado ante lo que pudieron contemplar en una de sus habitaciones.

La Policía Regional de Niagara está buscando a una pareja que dejó a su bebé encerrado en la caja fuerte de la habitación del hotel Howard Johnson, ubicado en las proximidades de la ciudad canadiense Niagara Falls.



Hotel

Alarmado por el ruido de un llanto desconsolado, un trabajador responsable de mantenimiento en el hotel se acercó a comprobar qué sucedía en el lugar del que procedía. Fue entonces cuando descubrió, incrédulo ante lo que estaba viendo, que aquel llanto era el de un bebé y venía, –a pesar de no querer creerlo–, de la caja fuerte que había en la habitación del hotel .

La pareja alertó de los hechos al personal del hotel sobre las 10 de la mañana del pasado martes, y abandonaron el establecimiento antes de que viniera la policía. 

Con unas dimensiones de 50 cm x 35cm x 43 cm, el pequeño, cuya edad se cree que no llega al año, había sido encerrado allí por sus padres antes de abandonar la habitación.

"En estos momentos, no sabemos si es algo más que un accidente evitable", explicó la detective Amanda Sanders, de la Policía regional de Niágara, en declaraciones recogidas por Mirror.

La Policía Regional de Niágara dio a conocer una imagen de la furgoneta en la que viaja el matrimonio que fue descrito como de origen asiático y residentes de Brooklyn, en el estado de Nueva York (Estados Unidos).

Cataratas del Niágara (Canadá)

Las Cataratas del Niágara vistas desde el lado de Canadá.

La Policía dijo que no prevén imputar al matrimonio pero quieren cerciorarse de que el bebé se encuentra en buen estado.

Un portavoz de la Policía Regional de Niagara informó este viernes de que la policía local ha visitado el hogar de la familia en Brooklyn, pero que no ha podido determinar su paradero.