Público
Público

El Parlamento Vasco, sin el apoyo del PP, insta a ETA a un desarme unilateral, definitivo y verificado

Esta petición se produce dos días antes de la anunciada entrega del armamento de ETA. El Partido Popular considera "humillante"que el Parlamento se dirija a una banda terrorista "instándole" a algo como si fuera un agente político o social normalizado. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor (i), interviene este jueves para defender ante el pleno del Parlamento Vasco una proposición no de ley del PNV y su partido, en la que se pide a ETA un desarme unilateral, completo, definitivo y verificado y se insta a los ejecutivos español y francés a coadyuvar en la culminación de este proceso. EFE/David Aguilar

El Parlamento Vasco, con el apoyo de todos los grupos excepto del PP, ha instado a la banda terrorista ETA a que en el más breve plazo de tiempo realice un "único acto de desarme unilateral, completo, definitivo y verificado". Esta petición se produce dos días antes de la anunciada entrega del armamento de ETA.

Esta solicitud se incluye en una proposición no de ley conjunta del PNV y PSE-EE, socios en el Gobierno Vasco de coalición, debatida este jueves en el pleno de la Cámara de Vitoria y que va en la línea de la declaración suscrita ayer por los partidos políticos y sindicatos vascos y navarros -excepto el PP y UPN- en apoyo al desarme de ETA.

En ese texto, aprobado con los votos a favor del PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE-EE, los firmantes consideran que el desarme es un paso imprescindible para la paz e invitan a los gobiernos español y francés a coadyuvar a la culminación del desarme de la banda terrorista.

El portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha expresado su satisfacción por el desarme pese a que llega tarde por culpa de la banda terrorista y del Gobierno español, a quien ha pedido que "no obstaculice" este proceso y que lo facilite.

Desde Podemos, su portavoz Lander Martínez ha opinado que el sábado será complicado sonreír porque en la mente de todos estarán los asesinados, heridos y amenazados y ha señalado que el desarme no llega tarde cinco años, sino cinco décadas.

El socialista José Antonio Pastor ha subrayado que su partido quiere que a partir del sábado se abra una ventana para que de esas armas se puedan extraer datos que aclaren los asesinatos sin resolver para que las familias puedan cerrar su duelo y eso, ha añadido, "solo lo puede determinar la justicia, en cuyas manos debe culminar el proceso abierto".

No obstante, ha pedido una reflexión serena, sin reproches y sin ajustes de cuentas, pero ha abogado por desarmar también la "violencia cultural".

Por su parte, Julen Arzuaga (EH Bildu) ha tachado de buena noticia el acuerdo de este jueves en la Cámara que ha confiado en que sea el comienzo de un nuevo camino para apostar por la convivencia y ha calificado el desarme de "paso de ETA a favor de la paz" y de "un momento histórico" porque supone un punto de inflexión.

El único grupo crítico con esta iniciativa "desafortunada en el fondo y la forma" ha sido el PP, cuyo presidente, Alfonso Alonso, ha considerado "humillante" que un Parlamento se dirija a una banda terrorista "instándole" a algo como si fuera un agente político o social normalizado. "Lo que hay que condenar es la raíz perversa de la ideología que sostenía a ETA", que aún no ha sido derrotada, ha subrayado.

Alonso ha añadido que le hubiera gustado que este texto exigiera a ETA que reconociera el daño causado, que pidiera perdón y que colaborara con la justicia para esclarecer los crímenes sin resolver, y ha dejado claro que la verificación del desarme tiene que corresponder a los jueces y a las Fuerzas de Seguridad, no a unos observadores internacionales.

El PP apoya el manifiesto "Un fin de ETA sin impunidad" 

Por su parte, un grupo de personalidades del País Vasco encabezados por la expresidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua; la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, y el filósofo Fernando Savater (1er término-3d), han presentando en San Sebastián el manifiesto "Por un fin de ETA sin impunidad", firmado por un centenar de intelectuales y afectados por el terrorismo en España. En nombre de "la sociedad civil que se enfrentó y padeció a ETA".

Los firmantes abogan por desmantelar "las otras armas" de ETA: "la impunidad, el chantaje moral a las víctimas de ETA, el proyecto político, el discurso del odio y la falsificación de la historia".

Al acto de San Sebastián han acudido asimismo representantes políticos como la expresidenta del PP del País Vasco, María San Gil, quien estaba acompañada de la concejal popular en San Sebastián, Miren Albistur, el exlíder de UPyD Gorka Maneiro y el portavoz de Ciudadanos en el País Vasco, Nicolás de Miguel, entre otros.