Publicado: 02.08.2015 11:22 |Actualizado: 02.08.2015 11:38

El fiscal del caso del parricida de Moraña ve aplicable la prisión permanente revisable

El presunto asesino sería la primera persona en enfrentarse a esta medida, prevista en el nuevo Código Penal para los asesinatos de menores de 16 años

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:
David Oubel, el presunto autor del asesinato de sus dos hijas, en su llegada ayer a los juzgados para prestar eclaración ante el juez. EFE

David Oubel, el presunto autor del asesinato de sus dos hijas, en su llegada ayer a los juzgados para prestar eclaración ante el juez. EFE

MADRID.- El fiscal pedirá para David Oubel, el padre y presunto asesino de sus dos hijas de 4 y 9 años, la prisión permanente revisable, según informa el diario La Voz de Galicia. De ser condenado, se convertiría en la primera persona en enfrentarse a esta figura jurídica, existente en nuestro país desde el pasado 1 de julio, cuando entró en vigor la reforma del Código Penal impulsada por el Partido Popular.

El Ministerio Público considera que hay "elementos suficientes para, desde este momento, sostener la imputación por dos delitos de asesinato a menores de 16 años, que en el Código nuevo se castigan con prisión permanente revisable".



El fiscal apuntó que el artículo 140 de la nueva normativa normativa prevé que todo asesinato sea castigado con la cadena perpetua revisable cuando, entre otras circunstancias, «la víctima sea menor de 16 años de edad, o se trate de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o discapacidad».

La figura implantada recientemente permite a los condenados pedir la libertad condicional a los veinticinco a los treinta años de su ingreso en prisión, decisión que se encarga de deliberar un tribunal en el marco de un procedimiento oral en el que tendrán que intervenir el ministerio público y el acusado acompañado por su abogado.

La Fiscalía, según recoge La Voz de Galicia, ha rechazado que el caso se trate de un homicidio: «Es asesinato y si es asesinato hay agravantes». «La premeditación, como agravante específica que cualifica al asesinato, desapareció del Código Penal en 1995. Le aseguró que no es premeditación, es otra circunstancia cualificativa del tipo que diferencia al homicidio del asesinato", ha añadido el fiscal a preguntas de los periodistas.

Las circunstancias previstas en el ordenamiento penal para que se pueda aplicar la máxima pena son cuatro: alevosía; precio, recompensa o promesa; ensañamiento; o la intención de facilitar la comisión de otro delito o para evitar que se descubra. El fiscal no ha querido precisar cuál de ellas imputará al detenido, explicando que su actuación "está bajo secreto de sumario".

El letrado del presunto autor de los hechos del viernes no ha querido hacer ningún comentario público sobre su cliente.