Publicado: 15.09.2015 10:45 |Actualizado: 15.09.2015 15:58

Rompesuelas muere lanceado en el torneo del Toro de la Vega, declarado nulo por incumplir el reglamento

Los animalistas intentaron impedir en vano la ejecución del astado, cuya muerte llegó a los catorce minutos de iniciarse el torneo. El jurado no ha declarado a un vencedor.

Publicidad
Media: 2.89
Votos: 9
Comentarios:

TORDESILLAS.- Rompesuelas murió catorce minutos después del inicio del Toro de la Vega, un torneo cruel  en el que hombres a caballo tratan de alancear al animal hasta su muerte. Se celebra cada año en Tordesillas, actualmente gobernado por el PSOE, que (aupado al ayuntamiento vallisoletano en las pasadas municipales) no ha evitado su celebración. El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ha asegurado que si su partido llega al Gobierno, el próximo año no morirá ningún toro, pero la promesa llega tarde para Rompesuelas, un morlaco de 640 kilos que se suma a una larga lista de astados víctimas de una sangrienta tradición.

Un año más, un centenar de animalistas trataron de impedir en vano la celebración del acto, pero el intento quedó en un cruce de enfrentamientos entre partidarios y detractores que, en ocasiones, pasaron del insulto. "Toro de la Vega, abolición", gritaron los defensores de los animales antes de la suelta del toro, que no lograron obstaculizar, pues fueron rodeados por los aficionados. "Fuera, fuera", gritaron estos, mientras que unos treinta caballistas (entre ellos, dos lanceros) se abrieron paso entre los abolicionistas, que clamaban "Tordesillas, vergüenza nacional". Tampoco sirvió de nada que uno de ellos se encadenase a una señal.

Sentada de los animalistas que protestaron en Tordesillas contra la celebración del Toro de la Vega. / EFE

Sentada de los animalistas que protestaron en Tordesillas contra la celebración del Toro de la Vega. / EFE

Tal vez el joven leonés que le dio muerte en el pinar no escuchase el grito "Todos somos Rompesuelas". La ejecución fue en vano, pues el jurado del torneo la declaró nula y el torneo se quedó sin vencedor por "incumplimiento del orden de la lidia". Lo anunció el alcalde, José Antonio González Poncela, que se hizo eco del dictamen del jurado: la muerte se produjo "con el toro en movimiento y detrás de un pino", lo que no está permitido por el reglamento, según el regidor, quien justificó "la pureza del festejo" para declararlo nulo, algo que ya había sucedido en 2012, cuando el toro murió fuera de la zona permitida.



Enfrentamientos entre partidarios y detractores

La protesta de los animalistas, que se apostaron en una parte del recorrido, retrasaron su inicio apenas cinco minutos. La Guardia Civil, que había desalojado a una chica con muletas, no intervino durante los enfrentamientos entre partidarios y detractores. Los mozos del lugar intentaron ahogar la protesta, echar a los forasteros que trataban de impedir el desarrollo del torneo. Hubo puñetazos. También empujones. Un reportero que trataba de grabar los hechos junto a otros colegas fue atacado por un encapuchado, que logró golpearle el micrófono.

Según Igualdad Animal (que criticó que "las autoridades permitiesen la suelta del toro antes de evacuarles de la zona, con el evidente peligro para sus vidas"), la Cruz Roja atendió a quince manifestantes por "contusiones, heridas incisas y traumatismos" tras ser "acosados" y sufrir el "lanzamiento de piedras y palos".

Varias personas llevan a hombros al joven que mató a Rompesuelas en el torneo del Toro de la Vega, en Tordesillas. / EFE

El joven que mató a Rompesuelas en el torneo del Toro de la Vega, en Tordesillas. / EFE

Tras el incidente, el presidente del Patronato del Toro de la Vega, Gerardo Abril, cargó contra los periodistas por desplazarse al municipio para manipular y molestar. "Tenéis todo el año para venir y sólo venís este día a decir mentiras", añadió Abril, quien criticó que la prensa difunda que hay "cientos de lanceros para acribillar a un toro", cuando según él "no es así".

Catorce minutos. Otro toro muerto. Los defensores de Rompesuelas, en la diana: "Sois terroristas, no sois animalistas", gritaban los del pueblo, quienes también lanzaron una puya al líder del PSOE: "No estamos todos, falta Pedro Sánchez". Mientras, en Madrid, Hernando juraba a los micrófonos que la próxima legislatura su partido impulsará en el Congreso una ley contra el maltrato animal que prohibirá el torneo. "Éste ha sido el último toro lanceado en Tordesillas", prometió, burlando el resultado de las urnas y al propio Rompesuelas, que a esa hora mordía el polvo.