Publicado: 14.01.2016 13:08 |Actualizado: 14.01.2016 13:08

Pedro Pacheco, exalcalde de Jerez y antiguo líder del Partido Socialista de Andalucía, de nuevo en el banquillo

Tras ser condenado a cinco años de prisión por contratar a dos miembros de su partido y pagarles con dinero público por realizar una labor a favor de su formación, Pacheco se sienta de nuevo en el banquillo por unas supuestas irregularidades en la venta de la estación de autobuses de Jerez en 2006.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
El exalcalde de Jerez de la Frontera, Pedro Pacheco, sentado de nuevo en el banquillo de acusados. EFE/Román Ríos

El exalcalde de Jerez de la Frontera, Pedro Pacheco, sentado de nuevo en el banquillo de acusados. EFE/Román Ríos

JEREZ DE LA FRONTERA.- Pedro Pacheco, exalcalde de Jerez de la Frontera, encarcelado desde el 24 de octubre de 2014 por el caso Asesores, se sienta de nuevo en el banquillo de los acusados, esta vez por unas supuestas irregularidades en la venta de la estación de autobuses de la localidad gaditana en 2006. Junto a Pacheco, otras seis personas declararán en calidad de acusados.

Durante la sesión inaugural de la vista oral en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Cádiz las defensas alegaron "indefensión" y "prescripción" de algunos de los delitos que se imputan a los siete acusados, petición rechazada por la Fiscalía.



En esa primera sesión del juicio, vecinos y compañeros de partido, tanto de su etapa en el PSA como en Foro Ciudadano de Jerez, acudieron para mostrar su apoyo al exalcalde. Las previsiones establecen que el juicio, con tres sesiones semanales, se prolongue durante cerca de un mes.

El juicio reunirá a más de 60 testigos de las partes en una causa en la que, además de Pacheco, están acusados el exgerente de la Empresa Municipal de Suelo de Jerez (Emusujesa) y el empresario José Luis López, conocido como 'El Turronero', su socio F.C. y tres supuestos testaferros.

Asimismo, tanto la Fiscalía como el letrado de Emusujesa, que ejerce como acusación particular, han renunciado a la declaración como testigo de Pilar Sánchez, exalcaldesa socialista de Jerez, argumentando que no está al tanto del tema y, por ello, nada podría aportar para su esclarecimiento.

La Fiscalía solicita siete años de prisión para el exalcalde de Jerez

Cabe señalar que tanto la Fiscalía como Emusujesa solicitan siete años de prisión para Pacheco por las supuestas irregularidades cometidas en la venta de la antigua estación de autobuses en 2006, cuando era delegado municipal de Urbanismo y vicepresidente de dicha empresa municipal.

Concretamente, el que fuera líder del Partido Socialista de Andalucía y de Foro Ciudadano en su última etapa, está acusado de un presunto de prevaricación continuada, fraude en la administración y falsedad en documento oficial en concurso medial con un delito de estafa.

Según el escrito de acusación fiscal, los acusados "se concertaron" para beneficiar "de manera arbitraria y con bienes públicos" a una determinada sociedad "en perjuicio económico de la propia administración".

Para ello, según la acusación del Ministerio Público, siguieron un "plan" que se hizo "con desprecio total de las normas administrativas y legales", "evitando la posible concurrencia, licitación o intervención de terceros en términos de igualdad" y "con grave perjuicio al patrimonio público al enajenar un inmueble percibiendo un precio considerablemente inferior al que le correspondía por su valor de mercado".

De esta manera, según el escrito de la Fiscalía, los acusados Pedro Pacheco y el entonces gerente de Urbanismo, "de común acuerdo y guiados para favorecer de manera arbitraria" a José Luis López Fernández y su socio en el proceso de enajenación de la antigua estación de autobuses, "realizaron los actos administrativos y las gestiones necesarias" para que les fuese adjudicada a través de la mercantil Ingeniería Jienense, S.L., "de la que eran los verdaderos titulares".

El precio de la estación, "notablemente inferior a su valor real"

Según el Ministerio Fiscal, en dichos "actos administrativos" procuraron también que esta enajenación les fuese adjudicada por un precio "notablemente inferior a su valor real", que ascendió a 2,7 millones de euros "cuando el valor real del mercado de la finca nunca podía ser inferior a 4,4 millones de euros, con el pertinente perjuicio para las arcas municipales del Ayuntamiento.

Para conseguir dicho propósito, según el Ministerio Público, "se aprovecharon de la posición que les proferían los cargos que ocupaban en el Ayuntamiento de Jerez y en la Empresa Municipal del Suelo, "disfrazando" dicho proyecto "bajo la apariencia de haber tomado una decisión de carácter político" que llevaron a Pleno municipal. Sin embargo, sostiene que "no tenía otro sentido ni finalidad pública más que el favorecimiento arbitrario de una determinada empresa".

Pedro Pacheco popularizó la frase "la justicia es un cachondeo" la cual formuló en 1985 en medio de una pelea por derribar un chalé de Bertín Osborne. Dicha cita le costó una condena de inhabilitación por desacato que fue revocada por el Supremo.