Público
Público

Un perro protege a una niña de 2 años que estuvo perdida en el monte siete horas

Los gruñidos del animal alertaron a la Guardia Civil que pudo localizarla en buen estado de salud, dormida y acurrucada junto a su mascota.

Publicidad
Media: 3.77
Votos: 13
Comentarios:

La niña con sus padres, Protección Civil y la Guardia Civil / Protección Civil

Una niña de dos años, que se perdió en un monte de una pequeña localidad de Gil García (Ávila), fue localizada al cabo de siete horas en perfecto estado de salud dormida y acurrucada junto a su perro, cuyos gruñidos ayudaron a los agentes de la Guardia Civil a localizar a la pequeña, según han informado fuentes oficiales.

La pista de la menor se perdió cuando regresaba de dar un paseo por el monte con su padre y su perro sobre las siete de la tarde. Se dió rápidamente la voz de alarma y la Guardia Civil montó un dispositivo de búsqueda al que se sumaron numerosas personas voluntarias.  En total, participaron unas 400 personas en el operativo, movilizándose también a Protección Civil de la capital abulense que se incorporó con 5 voluntarios, 3 vehículos de apoyo logístico con puesto de mando y material de iluminación.

La localización de huellas de la menor en uno de los caminos del monte, a varios kilómetros del lugar de la desaparición, se tomó como referencia para la búsqueda y, tras siete horas de búsqueda, el Sargento Jefe del Greim de Ávila y miembros del Seprona escucharon el gruñido del perro, lo que permitió localizar a la niña, que se encontraba acurrucada y dormida junto a unas zarzas, arropada por su mascota.

Una vez comprobado que el estado físico y psíquico de la menor era bueno, salvo por unos arañazos en su cuerpo, fue trasladada hasta los Servicios Sanitarios para ser reconocida, tras lo que se produjo un emotivo encuentro con sus padres, que habían participado "muy activamente" en la búsqueda.

El Grupo de Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ávila, está realizando labores de investigación para aclarar los hechos acaecidos.