Público
Público

Piden la libertad para una activista en prisión tras denunciar por Facebook el acoso sexual en Egipto

Amal Fathy está encarcelada en Egipto desde el pasado mes de mayo por publicar un vídeo en Facebook criticando al gobierno por no proteger a las mujeres contra el acoso sexual.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Amal Fahty, en prisión tras denunciar por Facebook el acoso sexual en Egipto. / Amnistía Internacional

Amal Fathy es una activista egipcia defensora de los derechos humanos, de 33 años, que está en prisión en Egipto desde el pasado mes de mayo. Este lunes 2 de julio un tribunal nacional decide si extender la detención preventiva de la activista que fue detenida por publicar un vídeo en Facebook criticando al gobierno por no proteger a las mujeres contra el acoso sexual.

En su defensa se han pronunciado organizaciones internacionales por la defensa de los derechos humanos, como por ejemplo Amnistía Internacional. La ONG ha examinado el vídeo de 12 minutos de duración y dice no haber encontrado declaraciones que no estén amparadas por el derecho a la libertad de expresión.

Fue detenida "publicar un vídeo que contiene noticias falsas que podrían menoscabar la paz pública"

El 9 de mayo, Amal se grabó para su página de la red social mientras hablaba sobre lo frecuente que es el acoso sexual en Egipto y criticaba la falta de protección por parte de las autoridades. La activista también criticaba al gobierno por el deterioro de los derechos humanos, las condiciones socioeconómicas y los servicios públicos. Tras esto, fue detenida "publicar un vídeo que contiene noticias falsas que podrían menoscabar la paz pública".

El marido de Fathy, Mohamed Lotfy, director de la Comisión Egipcia de Derechos y Libertades (ECRF), también fue arrestado. La policía entró en su casa de El Cairo, y se llevó a ellos y a su hijo de 3 años a comisaría. Lotfy y el niño fueron liberados después de tres horas de declaración, pero Fathy retenida, y la policía dijo que un fiscal necesitaba examinar su caso.

Desde entonces y a pesar de que el pasado 26 de mayo, el juez decretó libertad bajo fianza para la activista feminista, Amal Fathy se encuentra en la cárcel. Medios de comunicación progubernamentales la acusan de insultar a Egipto y a sus instituciones desatando una oleada de hostigamiento y amenazas contra la activista en las redes sociales, con insultos sexistas y peticiones de encarcelamiento.

Pero Amnistía Internacional ha iniciado una campaña en la que pide la puesta en libertad de la activista. Alegando que este caso es absurdo y falso, añaden que Amal Fathy también está en prisión por otro caso en el que le atribuyen una presunta relación con el Movimiento Juvenil 6 de abril.