Público
Público

Pilar Abel La supuesta hija de Dalí se someterá este martes a la extracción de muestras de ADN

La Fundación Gala-Dalí ha propuesto a la jueza que se proceda, antes de continuar con el proceso de exhumación del cuerpo del pintor, a analizar el ADN del hermano de Pilar Abel para determinar si son descendientes del mismo padre.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:

La figuerense Pilar Abel, que dice ser hija de Dalí. EFE

Pilar Abel, la mujer que litiga para que se reconozca que es hija de Salvador Dalí, se someterá mañana en Madrid a la extracción de muestras que permitan establecer si su ADN es el mismo que el de quienes figuran como sus padres biológicos, ha informado hoy a EFE su abogado, Enrique Blánquez.

La magistrada María del Mar Crespo, del juzgado número 11 de los de Primera Instancia de Madrid, firmó el pasado 26 de junio un auto por el que se ordena la exhumación del cadáver embalsamado de Dalí (1904-1989) y que Abel se haga las pruebas de ADN en el Instituto de Toxicología.

La Fundación Gala-Dalí presentó el pasado 29 de junio recurso al auto judicial, con el respaldo del despacho de abogados Roca Junyent en coordinación con la Abogacía del Estado, ya que la demanda de paternidad se dirige también contra el ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas como herederos legales del pintor.

El abogado de Abel ha indicado a EFE que la Fundación ha propuesto a la jueza que se proceda, antes de continuar con el proceso de exhumación, a analizar el ADN del hermano de Abel, lo que, al compararlos, determinaría si son descendientes del mismo padre.

La juez podría resolver en ese sentido antes de que continúe adelante la exhumación del cuerpo de Dalí, sepultado en el Teatro-Museo Dalí de Figueres tras su fallecimiento el 23 de enero de 1989.

Dos pruebas de paternidad

Abel (Figueras, Girona, 1956) está convencida de que su padre era el pintor de Cadaqués y asegura que ya se ha sometido a dos pruebas de paternidad, de la que no han trascendido los resultados a pesar de que se hicieron hace diez años.

La primera fue en un laboratorio de San Sebastián de los Reyes (Madrid) a partir de restos de piel y cabellos del artista adheridos a una máscara de yeso mortuoria, y la segunda en París "en el despacho de Robert Descharnes", colaborador y biógrafo de Dalí.