Publicado: 05.10.2016 13:33 |Actualizado: 07.10.2016 19:36

La policía brasileña interrogó pero no detuvo al presunto asesino de la familia de Pioz

La Guardia Civil dice que el presunto criminal, sobrino de las víctimas,  responde a un perfil psicótico por su falta de apego a la vida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un vehículo de la Guardia Civil delante del chalé donde se cometió el cuádruple crimen de Pioz. E.P.

Un vehículo de la Guardia Civil delante del chalé donde se cometió el cuádruple crimen de Pioz. E.P.

GUADALAJARA.- La Guardia Civil ha asegurado este miércoles que la Policía brasileña tomó declaración hace unos días a Patrick Nogueira Gouveira, sobrino del padre de la familia asesinada en Pioz (Guadalajara), pero no fue detenido a pesar de existir una orden de detención internacional contra el mismo.

Según han explicado en rueda de prensa el teniente coronel de la Comandancia de Guadalajara, Pascual Segura, y el comandante Juan Jesús Reina, de la UCO, el pasado día 22 de septiembre se emitió una orden internacional de detención que ayer, martes, fue ampliada con nuevos datos derivados de la investigación.  La orden de detención internacional cursada por las fuerzas de seguridad españolas se ha fundamentado en "numerosos" indicios razonables que los investigadores han obtenido y en pruebas concluyentes contra el presunto autor de los hechos.



Sobre la toma de declaración en Brasil al presunto asesino, que sin embargo no fue detenido, el teniente coronel ha afirmado que "cada país tiene sus procedimientos legales y deberán ser ellos los que lleven a cabo esos pasos", y ha agregado que la colaboración con la policía brasileña es permanente y el supuesto autor estaría localizado.


No obstante, al no existir convenio de extradición de nacionales, una vez detenido tendría que pedirse una comisión rogatoria para desplazarse a Brasil el equipo de investigación, ya que el supuesto autor sería juzgado en ese país, ha explicado Segura.

En la rueda de prensa han confirmado que la familia brasileña (un matrimonio con dos hijos, de 1 y 4 años) era "trabajadora y humilde" y estaba alejada de cualquier actividad delictiva.

Fotografía de la pareja fallecida.- E.P.

Fotografía de la pareja fallecida.- E.P.

El 17 de agosto fue el último día en el que el padre de familia acudió a trabajar, por lo que los investigadores barajan esa fecha como la de los asesinatos, que "se llevaron a cabo de forma secuenciada ya que el presunto asesino no se enfrentó a todas las víctimas a la vez".

Los responsables de la investigación no han concretado los motivos de los asesinatos y el descuartizamiento del matrimonio, pero tampoco han descartado el crimen pasional y el supuesto interés sentimental que el sobrino tenía sobre Janaina (la madre), y han agregado que trabajan en varias líneas de investigación.

El hallazgo de los cuerpos, que presentaban signos de haber sido asesinados con gran violencia, se produjo tras el aviso por parte de los vecinos de un fuerte olor.

El análisis decadactilar ha confirmado que los dos adultos son Marcos Campos Noguiera y Janaina Santos Américo, de 30 años, mientras que los menores aún están en proceso total de identificación y podrían corresponder con los hijos de 1 y 4 años.

La investigación ha llevado a determinar "por múltiples indicios razonables y pruebas indubitadas" que el presunto autor es François Patrick Nogueira Gouveira, de 20 años, sobrino de Marcos y que residió cuatro meses en Torrejón de Ardoz (Madrid) con la familia asesinada antes de que se trasladaran a Pioz. Nogueira Gouveira se marchó precipitadamente a Brasil 48 horas después de que aparecieran sin vida los cuerpos, ya que el día 19 de septiembre (24 horas después de descubrirse los cuerpos) cambió un billete de avión que había comprado para el día 16 de noviembre y se embarcó al día siguiente, el martes 20 de septiembre.

El presunto autor del cuádruple crimen de Pioz, el joven Patrick Nogueira responde a un perfil psicótico por su falta de apego a la vida humana y de afectividad, y su narcisismo, como lo demuestra la agresión a un maestro en Brasil cuando aún era menor de edad.

Los responsables de la Guardia Civil también han señalado que se mantiene el secreto de sumario y que el levantamiento parcial se debe a tres razones: acallar los rumores sobre la relación de la familia con el narcotráfico o las bandas organizadas; poner en conocimiento de la familia los hechos y el presunto autor, y recabar más datos que alguien pueda hacer llegar a la Guardia Civil.