Público
Público

Huelga de hambre Un policía local de Almería, en huelga de hambre para denunciar irregularidades en la Jefatura 

Todo empezó después de que Ramón denunciase a dos compañeros que supuestamente se negaron a tomar comparecencia en la sección de atestados para dar cuenta de un presunto delito contra la seguridad vial.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Un policía local de Almería inicia una huelga de hambre de para denunciar irregularidades en la Jefatura

Un agente de la Policía Local de Almería ha iniciado este miércoles una huelga de hambre frente a la sede de Alcaldía de la ciudad. El policía Ramón ha manifestado que no piensa interrumpir la protesta hasta que el regidor lo atienda en persona.

Ramón decidió iniciar esta guerra para demostrar las presuntas irregularidades que se desarrollan en la Jefatura del cuerpo de la Policía Local de Almería. Hace unos meses solicitó una reunión con el alcalde de Almería, Ramón Fernández - Pacheco, pero no ha recibido respuesta.

Todo empezó después de que Ramón denunciase a dos compañeros que supuestamente se negaron a tomar comparecencia en la sección de atestados para dar cuenta de un presunto delito contra la seguridad vial. Según asegura el policía, ambos modificaron las actas que recogían los síntomas externos del conductor de un vehículo accidentado en el centro de la capital almeriense, lo que a la postre provocó que éste fuese absuelto por el juez.

El policía defendía que el subinspector jefe del turno había reconocido que los agentes le habían propuesto "falsear pruebas". Es más, según afirma, tiene en su poder una grabación que así lo atestigua. Sin embargo, ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Almería, dicho subinspector declaró que "en ningún momento se dirigieron a él manifestando que los apoyara para mentir sobre la sintomatología". 

Ante esta situación, Ramón acudió a la Fiscalía de Almería y presentó un escrito dirigido al fiscal jefe de Almería, Antonio Pérez Gallegos, con la finalidad de proporcionarle dicha grabación para que se valorase si procedía incoar diligencias de investigación, aunque no se dio trámite a dicha petición. A pesar de esto, el cursó una denuncia dirigida también al fiscal jefe para insistir en la necesidad de presentar la susodicha grabación y que una vez escuchada se determine si el subinspector jefe de turno pudo incurrir en un delito de falso testimonio.

Esto es parte de lo que quiere explicar a Fernández-Pachecho, pero no lo único. También quiere que el primer edil sepa del acoso al que ha sido sometido por parte de sus compañeros y la denuncia que ha presentado ante la Inspección de Trabajo. Ramón entregó en su solicitud al alcalde una serie de documentos médicos en los que se recoge que sufre una coxartrosis de ambas caderas con carácter incapacitante. Asegura que no le ha sido concedida la segunda actividad por los problemas que sufre a pesar de los certificados médicos de los que dispone y de que durante el año pasado tuvo que abandonar el servicio en distintas ocasiones para acudir a urgencias.