Publicado: 12.09.2016 11:59 |Actualizado: 12.09.2016 11:59

Un policía de paisano pilla in fraganti a un hombre matando a un perro

El detenido mató a golpes a un cachorro recién nacido y lo tiró a un contenedor. Un agente vio el caso de maltrato animal y avisó a la Policía local de Roquetas de Mar (Almería), que detuvo al agresor y entregó el resto de perros que tenía a su cargo a una protectora.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
El resto de perros del detenido / IDEAL

El resto de perros del detenido / IDEAL

MADRID.- La Policía ha detenido a un hombre en Roquetas de Mar (Almería) acusado de matar a un perro en plena calle. Según informa el Ideal, los hechos sucedieron el viernes cuando un agente de la Policía Nacional que ese momento no estaba de servicio observó como un hombre, al parecer una persona sin hogar conocida en la zona, había matado a golpes a un cachorro recién nacido estampándolo contra el suelo y tirando el cadáver a un contenedor de basura cercano.

Ante el caso de maltrato animal, el agente se puso de inmediato en contacto con la Policía local de Roquetas de Mar relatando los hechos y describiendo los rasgos físicos del presunto agresor. Asimismo, explicó que el hombre también tenía su cargo otros cinco o seis perros y un carro con distintos enseres.



Varios agentes de la Policía Local se personaron en el lugar de los hechos, localizaron el cadáver del cachorro -que todavía tenía el cordón umbilical- en el contenedor y dieron con el paradero del presunto maltratador, que había sido retenido por el agente de paisano.

Los policías averiguaron que el detenido estaba en posesión de nueve perros y que uno de ellos era una perra que estaba de parto, por lo que dedujeron de dónde había salido el cachorro recién nacido. Al ser interrogado, el detenido negó la acusación del agente de Policía que había presenciado la terrible escena.

La versión del hombre fue que el can había fallecido de forma natural durante el parto. Sin embargo, ante la insistencia de los agentes y las evidencias de los hechos, el detenido cambió su versión y justificó su crimen asegurando que el primer cachorro que nace "hay que matarlo porque nace sin poder respirar y es mejor para que no sufra".

Tras proceder a su detención, los agentes de Policía retiraron al hombre la custodia del resto de perros y se requirió la presencia del servicio municipal de Protección de Animales, que a su vez entregaron los animales a la protectora 'Animal Service', ubicada en la localidad de Pechina.

Según informa también el Ideal, fuentes de la protectora aseguran que el resto de perros del supuesto autor de un delito de maltrato animal "están perfectamente alimentados y no han sufrido ningún tipo de maltrato".