Publicado: 09.04.2015 11:15 |Actualizado: 09.04.2015 11:40

El PP eliminará el reconocimiento del aborto como un derecho para contentar a los ultra

Alonso admite que las enmiendas que presentará su grupo parlamentario en el próximo pleno del Congreso no se limitarán sólo a obligar a las menores a obtener el consentimiento de sus padres para interrumpir su embarazo.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso. EFE

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso. EFE

MADRID.- El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha admitido la posibilidad de que el grupo parlamentario popular presente enmiendas a la proposición de ley, no sólo para modificar la actual ley de plazos en lo relativo al consentimiento paterno de las menores para abortar, sino que también implicarían cambios en el reconocimiento del aborto como un derecho. Esto ayudaría a acabar con el descontento de diputados y votantes -también de la Iglesia- por la retirada de la ley del aborto de Alberto Ruiz-Gallardón.

Alonso ha asegurado que el "aborto no es un derecho" y ha recordado que "debe quedar claro y queda claro en la defensa de la vida que garantiza la Constitución y la interpretación de ese derecho en la doctrina del Tribunal Constitucional".

El ministro ha explicado que la iniciativa del grupo parlamentario popular que se tomará en consideración el próximo martes en el Congreso "tiene un período de enmiendas", y ha reconocido que "es posible que el grupo, no a instancias del Gobierno, pueda presentar alguna enmienda en ese sentido (sobre el reconocimiento como derecho de la interrupción voluntaria del embarazo)", como apunta el diario El Mundo. Ha precisado, no obstante, que la pregunta sobre esta posibilidad debe plantearse al portavoz del grupo parlamentario, Rafael Hernando.



Alonso, en una entrevista en RNE, ha insistido en que la "obsesión" del Gobierno es "volver a una senda de consenso que unilateralmente se rompió con la ley José Luis Rodríguez Zapatero". Ha insistido, al ser preguntado por la posible insatisfacción de votantes del PP por la retirada de la reforma de la ley del aborto, que "desde el PP se quiere emitir un mensaje claro de que hay una posición de defensa de la vida, de comprensión, pero de defensa de la vida" y ha añadido que "a veces se malinterpreta la posición del grupo parlamentario o del gobierno en esta materia".

Ha recordado, asimismo, que la reforma presentada por el ex ministro Alberto Ruiz-Gallardón, "no prosperó porque no creaba consenso" y ha expresado su preocupación porque "las cifras de aborto no tienen una variaciones significativas". Ha insistido, en este sentido, la necesidad de "propiciar un plan para los embarazos no deseables".

En defensa de Mato

De otro lado, Alonso, ha defendido la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación irregular que se llevó a cabo hace ya tres años, a iniciativa de la ex ministra de sanidad Ana Mato, al considerar que "ha evitado que los españoles tuvieran que pagar un dinero que nos les correspondía por una práctica (turismo sanitario) que era sangrante para las arcas públicas".

Y eso a pesar de que él mismo ha anunciado que devolverá a los inmigrantes parte de su derecho a la salud. Ahora ha negado que su decisión sea una rectificación a la anterior ministra del ramo, y considera que debe ser vista como una "modificación" que convierte este nuevo sistema en el "más generoso" de la Unión Europea.

A su juicio, con "la mejora introducida" la medida adoptada por Mato es ahora más "coherente" desde el punto de vista sanitario. La reforma que introdujo la anterior ministra retiraba la tarjeta a los inmigrantes en situación irregular y éstos sólo podían ser atendidos a través de los servicios de Urgencias; Alonso enmendó este cambio y anunció que las personas que están en España de manera irregular volverán a tener atención sanitaria primaria, aunque seguirán sin tarjeta.