Publicado: 05.10.2016 12:23 |Actualizado: 05.10.2016 12:23

Un preso coordinó desde una prisión mexicana el secuestro y asesinato de la española María Villar

Los autores del crimen esperaron a recibir el rescate de 65.000 pesos (3.017 euros) para asesinar a la sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
María Villar, la joven española secuestrada en México / EFE

María Villar, la joven española secuestrada en México / EFE

MÉXICO.- El secuestro de María Villar Galaz, la española asesinada en México, fue planeado por un preso del Reclusorio de Oriente, según ha informado la Procuraduría General de la República mexicana.  El impulsor del crimen y líder de la banda de secuestradores se comunicó con el marido de la víctima para negociar el rescate desde el interior de la cárcel de la ciudad de México.

El secuestro de la joven española se produjo el pasado 13 de septiembre a las 21.00 horas, cuando Óscar Saúl Roldán, uno de los secuestradores, se introdujo en el taxi que conducía a María Villar a casa, que en realidad era conducido por uno de los implicados, y le sometió a descargas eléctricas. 



Saúl Roldán, el único detenido hasta el momento, realizó junto a sus dos cómplices numerosas retiradas de dinero en cajeros automáticos con la tarjeta de la joven española, tal y como señalaron las imágenes de las cámaras de seguridad de los respectivos bancos.

Un día después, el 14 de septiembre, la familia de la joven recibió llamadas para negociar el rescate de 65.000 pesos (3.017 euros), realizadas desde el Reclusorio de Oriente.

Las autoridades locales encontraron el cuerpo de María Villar el 15 de septiembre en un riachuelo de Santiago Tianguistenco (Toluca, México). La familia, quienes aseguran que pagaron la totalidad del rescate y no sólo una parte, identificaron el cadáver días después.

Un secuestro y asesinato no premeditados

María Villar fue una víctima "circunstancial", elegida al azar por hallarse en una zona pudiente de la ciudad, según ha informado en una rueda de prensa el subprocurador especializado en Investigación de Delincuencia Organizada, Gustavo Salas.

El mismo día en el que se produjo el secuestro los asaltantes se habían reunido en la puerta de la estación Auditorio del Metro, en el Paseo de la Reforma de la ciudad de México, donde planearon realizar un "secuestro express" en Santa Fe.