Publicado: 17.03.2016 17:02 |Actualizado: 17.03.2016 17:37

La primavera será más cálida de lo normal, tras el segundo invierno más caluroso en 55 años

La primavera comenzará el próximo domingo a las 05.30 horas en la Península, será menos lluviosa en el sur y Baleares, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La primavera será más cálida de lo normal, tras el segundo invierno más caluroso en 55 años./REUTERS

La primavera será más cálida de lo normal, tras el segundo invierno más caluroso en 55 años./REUTERS

MADRID.- La primavera, que comenzará el próximo domingo a las 05.30 horas en la Península, será muy probablemente, más cálida de lo normal "en toda España", y menos lluviosa en el sur de la Península y Baleares, después de que este invierno haya sido también "muy cálido", el segundo más caluroso desde 1961, solo por detrás del de 1989-90, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En la rueda de prensa estacional de la primavera en la AEMET, la portavoz, Ana Casals, ha señalado que en abril, mayo y junio, hay una tendencia a que la temperatura alcance "con mayor probabilidad" valores superiores a los normales en toda España respecto al periodo de referencia 1981-2010, una treintena que ya es, de por sí, más cálida que el periodo 1971-2000, con el que se comparaban hasta el año pasado los datos climatológicos.



Respecto a las precipitaciones para la próxima primavera, también ha observado una "mayor probabilidad" de que llueva menos de lo normal en el sur de la Península y Baleares, mientras que "no se aprecia señal", de modo que parece que lloverá en torno a los niveles habituales en el norte peninsular y en Canarias, donde no se observan diferencias "significativas" sobre su climatología.

Esta predicción para la próxima estación llega después de un invierno de 2015-2016 que en España ha tenido una temperatura media de 9,59 grados centígrados, un valor que es 1,65 grados centígrados (ºC) más que la media de la estación. Además, este invierno ha sido el más cálido de este siglo, de modo que la temperatura media de los meses de diciembre, enero y febrero ha superado en 0,73ºC al anterior registro más alto de este siglo, que fue el del invierno de 2007-2008.

Con carácter general, la portavoz ha destacado que las medias serán más cálidas de lo normal en toda España ya que no hay "ninguna sola región donde no se hayan superado los valores normales".

Sin episodios de frío intenso hasta febrero

Durante la mayor parte del invierno el termómetro se mantuvo por encima de lo normal, ya que apenas llegaron entradas de aire frío hasta la segunda quincena de febrero. De hecho, ha precisado que la temperatura media mensual fue 2ºC superior a lo normal en diciembre; 2,3ºC más en enero y 0,8ºC más en febrero.

Con esta situación, 44 estaciones de la red principal han registrado récord de temperaturas medias más altas este invierno 77 con efemérides sobre el periodo de referencia. Por ejemplo, la temperatura media del invierno ha sido 2,7ºC superior a la normal en Barcelona; 2,5ºC más que la media de Reus, Barcelona, Asturias, Murcia; 2,4ºC superior en Ávila, Albacete; 2ºC más de media de lo normal en Oviedo, La Coruña, Puerto de Navacerrada, Segovia, Málaga, Morón de la Frontera, Tortosa y entre 1,9 y 1,5 grados centígrados más de la media en Orense, Madrid, Alicante, Daroca, Ciudad Real, Lugo, Burgos, Salamanca, Huelva, Zaragoza, Sevilla, Jaén, Colmenar Viejo, Cádiz o Tenerife, entre otras muchas.

Por meses, diciembre fue "extremadamente cálido" en amplias zonas de la región cantábrica, centro peninsular, este de Andalucía y sureste de Castilla-La Mancha y resultó muy cálido en el resto del país. Las medias mensuales fueron de más de 3ºC sobre lo normal en el Cantábrico, norte de Andalucía, sur de castilla La Mancha, zonas altas del sistema Central y se superaron los 4ºC en algunos puntos. De este modo, "en numerosos observatorios de estas áreas" se superaron los anteriores registros de temperaturas máximas medias y absolutas para esa treintena.

Enero tuvo un carácter "extremadamente cálido" y  fue el enero más cálido desde que hay registros en 1961

En cuanto al mes de enero, Casals ha indicado que también tuvo un carácter "extremadamente cálido" y que de hecho fue el enero más cálido desde que hay registros en 1961, ya que ha superado en 0,2ºC al de 1996, que hasta ahora era el más cálido. El primer mes de este 2016 se han superado, igual que en diciembre, los anteriores récord de temperaturas, tanto de medias como de máximas absolutas, en muchos observatorios.

En cuanto a febrero, la portavoz ha dicho que ha sido más desigual, pero que finalmente resultó entre "cálido y muy cálido" en el Mediterráneo y "normal" en el resto de las zonas. Así, ha precisado que las temperaturas medias mensuales superaron en más de 2ºC los valores medios normales en algunas zonas de Catalunya, Comunidad Valenciana y Región de Murcia.

En Baleares y el valle del Ebro las temperaturas fueron 1 grado centígrado más altas de lo normal y en el resto los termómetros se comportaron de manera "normal" excepto en áreas de montaña de la Cordillera Cantábrica, Sistema Central, Sierra Morena y Sistema Bético.

Lo más destacado de las temperaturas de este invierno que está próximo a terminar se produjeron en la segunda decena de enero, cuando las máximas rozaron los 30 grados centígrados (29,3ºC) en el aeropuerto de Tenerife sur el 15 de enero. En la Península y Baleares, las máximas más altas se produjeron en la primera quincena de febrero en la región mediterránea, con 26,2ºC en Murcia Alcantarilla y 25,9ºC en Alicante, ambas el día 13.

Por el contrario, las más bajas también fueron en febrero, entre el 15 y el 20 de ese mes, cuando entró una masa de aire polar por el norte del país y que dejó termómetros con -11,3ºC en el Puerto de Navacerrada; -9,8ºC en Teruel; -9,3ºC en Molina de Aragón; -8,2ºC en Burgos y -8ºC en Soria.

Lluvias normales pero irregulares en tiempo y espacio

En cuanto a las precipitaciones, la portavoz ha explicado que el invierno ha sido normal en su conjunto, con una precipitación media de 195 litros por metro cuadrado, un dato que se queda un 2% por debajo del valor medio del trimestre, según el periodo de referencia 1981-2010. No obstante, ha agregado que el comportamiento de las precipitaciones fue "muy diferente" a lo largo del trimestre, ya que diciembre fue "extremadamente seco", con un 80% por déficit de lluvias, frente a enero y febrero, que fueron "muy húmedos", en concreto, con un 41% y un 66% más lluviosos de lo normal.

Sin embargo, ha subrayado que las lluvias estuvieron "muy desigualmente repartidas" porque ha llovido más de lo normal para este trimestre en gran parte de la mitad norte peninsular, mientras que ha llovido un 25% menos en la mitad sur, Comunidad Valenciana, sur de Aragón, centro y este de Catalunya, Baleares y extensas zonas de Canarias.

En el lado opuesto están los valores medios de gran parte de la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería, así como en el sur de Canarias, donde "el déficit hídrico es muy acusado" ya que no se alcanzó ni el 25% del valor normal.

Diciembre fue "más seco" de lo normal "en toda España", y no llovió ni el 25% de lo habitual.

Por meses, diciembre fue "más seco" de lo normal "en toda España", y no llovió ni el 25% de lo habitual. De hecho en "extensas áreas" del tercio oriental "no llovió ningún día del mes" y en numerosos observatorios se trató "del diciembre más seco de la serie histórica".

Respecto a enero, la portavoz ha explicado que fue "muy húmedo" en su conjunto, aunque llovió de forma muy desigual, ya que fue "muy seco" en Baleares, Canarias y en las regiones de la vertiente mediterránea.

Sin embargo, las precipitaciones superaron ampliamente los valores normales en Galicia, oeste de Asturias, Castilla y León, La Rioja, Navarra, norte y centro de Extremadura, oeste y norte de Aragón y extremo norte de Madrid y de Castilla-La Mancha. "En amplias zonas del centro de Castilla y León llovió el triple de lo normal", ha comentado.

Igualmente, ha apuntado que febrero fue "muy húmedo" y las precipitaciones afectaron "con cierta intensidad a todas las regiones, excepto a zonas de la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería", donde se siguió sin llegar hasta el 25% del valor normal.

Frente a esta ausencia de precipitaciones contrasta el norte peninsular y el norte de Canarias, donde llovió el doble de lo normal. Más aún llovió en zonas del País Vasco, norte de La Rioja, sur de Navarra y centro de Aragón, donde triplicaron lo normal.