Público
Público

Prisión provisional, comunicada y sin fianza para la detenida por la muerte del menor de Elda

La sospechosa ha admitido que mintió en sus declaraciones anteriores como testigo, en las que aseguró que ella y el menor habían sufrido un asalto violento. Ahora alega que el niño murió al atragantarse con un trozo de jamón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mujer detenida como presunta autora del asesinato del hijo de acogida de su pareja sentimental sale tras el registro de un domicilio acompañada de agentes de la Policía Nacional. EFE/MORELL

La jueza ha ordenado prisión provisional, comunicada y sin fianza para la mujer detenida este jueves en Elda (Alicante) por la muerte del hijo de acogida de 8 años de su pareja sentimental. Alejandra G.P., la arrestada, ha alegado este viernes que murió al atragantarse con un trozo de jamón.

Así lo han informado fuentes de la investigación después de que la mujer haya prestado declaración judicial, en la que la fiscal le ha acusado inicialmente de un delito de asesinato, aunque la instrucción de la causa determinará si se mantiene esa figura penal o se rebaja a homicidio, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

La sospechosa ha admitido que mintió en sus declaraciones anteriores como testigo, en las que aseguró que ella y el menor habían sufrido un asalto violento en su vivienda por parte de dos desconocidos, según fuentes próximas al caso.

En esta línea, ha declarado que se asustó mucho al ver que Dominique estaba muerto, y ese temor le indujo a simular el asalto.

Su nueva versión, sin embargo, no cuadra en absoluto con el resultado de la autopsia

Su nueva versión, sin embargo, no cuadra en absoluto con el resultado de la autopsia, según la cual el pequeño falleció estrangulado con su propia camiseta, han precisado las fuentes consultadas.

Alejandra G.P., de 31 años, fue detenida ayer, sobre las 9.30 horas, por agentes del Grupo de Homicidios de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de Alicante y Madrid, que registraron luego su casa y la de sus padres, y se incautaron de ropa y material informático, entre otros efectos.

El crimen de Dominique, un pequeño con discapacidad tutelado por la Generalitat Valenciana y dado en acogimiento al novio de la detenida, Daniel Faus, y a la anterior pareja de éste, Penélope Martínez, se produjo el pasado 30 de agosto en un piso de la calle Don Quijote, de Elda.

El pequeño se encontraba ese día, sobre las 20.00 horas, al cuidado de la novia de su padre de acogida, cuando falleció por asfixia.

Alejandra G.P. aseguró entonces a la Policía que dos individuos provistos con cascos y prendas de motorista les habían asaltado en el rellano del edificio para obligarles a entrar de nuevo a la vivienda a la fuerza.

De acuerdo con esa versión anterior, los desconocidos la maniataron y le colocaron una bolsa en la cabeza, le propinaron varios golpes y llegaron incluso a realizarle tocamientos de tipo sexual antes de darse a la fuga.

Sin embargo, los investigadores no dieron ninguna credibilidad a su testimonio y descartaron en el transcurso de las pesquisas la participación de terceras personas en el suceso.

La Policía cree que Alejandra G.P. estranguló al pequeño con la propia camiseta que éste vestía

La Policía cree que Alejandra G.P. estranguló al pequeño con la propia camiseta que éste vestía y trató luego de proporcionarse una coartada mediante el montaje de escena del asalto.

Una de las principales hipótesis sobre el móvil del crimen es que Dominique suponía un obstáculo en la relación sentimental que la presunta asesina había iniciado con Daniel Faus, un conocido entrenador de atletismo local del que estaba entonces embarazada y con el que ha tenido un bebé este año.

La detenida aceptó finalmente prestar declaración anoche en la comisaría local del Cuerpo Nacional de Policía y lo hizo asistida por una abogada de oficio después de que el letrado particular que habían designado sus padres renunciase a ejercer la defensa.

Durante ese interrogatorio, la mujer se retractó ya de sus anteriores declaraciones, reconoció que había mentido y atribuyó la muerte del niño a un accidente, según fuentes conocedoras del caso.

La presunta asesina ha sido trasladada sobre las 11.00 horas de la mañana de este viernes a los juzgados de Elda, donde ha sido increpada por algunos de las cuarenta personas que se habían congregado a las puertas de la sede judicial para esperar su llegada.

Tras declarar ante la juez y ordenar ésta su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, la sospechosa ha sido conducida hasta los calabozos de la Policía Municipal, donde la Guardia Civil debe recogerla en las próximas horas para llevarla a la cárcel.