Público
Público

Agresión Zaragoza Prisión provisional sin fianza para el presunto autor del asesinato de Víctor Laínez

La juez de Guardia de Zaragoza ha dictado esta sentencia por un delito de odio a Rodrigo Lanza como presunto autor de las agresiones del pasado viernes. 

Publicidad
Media: 2.09
Votos: 11

Rodrigo Lanza / EUROPA PRESS

La juez de Guardia de Zaragoza, Natividad Rapún, ha dictado prisión provisional sin fianza por delito de odio para Rodrigo Lanza, el presunto asesinato de Victor Laínez la madrugada del pasado viernes en Zaragoza

La instructora ha tomado la decisión de enviar a prisión al detenido a la vista del atestado policial y de las peticiones formuladas por la Fiscalía y el representante de la familia de la víctima, el letrado zaragozano Juan Carlos Macarrón, que se ha personado en el caso como acusación particular. 

La declaración ha comenzado hacia las 13.30 y ha durado alrededor de media hora. En ella, Lanza solo ha respondido a la juez y a su abogado defensor. Ha señalado que el "incidente" lo inició el fallecido Víctor Laínez y que él "solo le dio un par de empujones". Su versión contrasta con la aportada a la causa por testigos presenciales y por el resultado de la autopsia, que achaca la muerte de Laínez a un ataque sorpresivo y por la espalda. De hecho, detalla que sufrió numerosas fracturas en el cráneo, hematomas cerebrales derivados de los golpes y que tenía varios huesos rotos de la nariz. 

El motivo de las agresiones también tiene diferentes versiones. El detenido ha asegurado en la declaración que Laínez se aproximó a él para preguntarle de dónde era, y que una vez que le contestó que era de origen chileno le insultó llamándole "sudaca de mierda" y se abalanzó sobre él para tratar de agredirle con una navaja.

La declaración del detenido se contradice con el atestado de la policía sobre el que se ha basado la acusación

Sin embargo, el atestado sobre el que ha versado el interrogatorio de las acusaciones señala que fue Lanza quién se acerco a Laínez al ver que portaba unos tirantes con los colores de la bandera española y le llamó "facha" y "fascista". A raíz de esto comenzó una discusión y que en ella Laínez le dio la espalda, momento en el que recibió un fuerte golpe en la nunca con una barra de hierro, según dicen los testigos.

La investigación policial no ha hallado ni la barra de hierro con la supuestamente fue golpeada la víctima ni la navaja con la que dice Lanza que le amenazó Laínez.

Desde la agresión, tanto el partido ultraderechista VOX como Falange Española habían señalado el ataque. De hecho, VOX ha interpuesto una querella criminal contra Lanza mientras que Falange denunció el ataque al simpatizante de la organización como un "delito de odio" por "ideología" del asesinado. 

Rodrigo Lanza fue condenado anteriormente por dejar tetrapléjico a un agente de la Guardia Urbana en Barcelona al tirarle una piedra durante el polémico desalojo de una okupa el 4 de febrero de 2006. Este caso por el que Lanza pasó cinco años en prisión fue denunciado como un montaje policial en el documental Ciutat morta, en el que el acusado junto con otros imputados, negaron haber tirado la piedra que hirió de gravedad al agente.