Publicado: 04.11.2016 21:54 |Actualizado: 04.11.2016 23:15

Un profesor amenaza a un alumno con un parte por llevar vestido

El joven de 16 años llevaba esta prenda para la realización de una actividad sobre el colectivo LGTB en una clase de un instituto de Sevilla. Ante la presencia del profesor de gimnasia en horario de recreo, sufrió la amenaza de recibir una sanción al no “llevar ropa de hombre”. La Junta iniciará una inspección en el centro para aclarar lo sucedido.

Publicidad
Media: 3.45
Votos: 11
Comentarios:
Alumnos durante una protesta en un instituto de Sevilla por la amenaza de un profesor de poner un parte a un alumno por llevar vestido / María Serrano

Alumnos durante una protesta en un instituto de Sevilla por la amenaza de un profesor de poner un parte a un alumno por llevar vestido / María Serrano

SEVILLA. - “¿A quién le importa si tengo barba? ¿A quién le importa si llevo falda?”. El Twitter del Instituto de Enseñanza Secundaria San Isidoro en Sevilla es todo un ejemplo de resistencia juvenil. El “atropello” sufrido, por parte de un profesor de gimnasia, a un alumno de dieciséis años al amenazarlo con un parte de comportamiento por llevar vestimenta femenina en una actividad de clase, ha supuesto toda una revolución en el centro.



La falta de libertades hacia este joven no ha dejado indiferente a colectivos como ATA (Asociación de Transexuales de Andalucía), a la Junta de Andalucía, ni a sus compañeros. Una treintena de alumnos decidieron, en solidaridad con este joven, ir a clase “maquillados ojos, labios y cara” el pasado jueves. En un comunicado, los estudiantes han descrito la protesta con miles de retweets. “A la hora del recreo hicimos un corro, pusimos una bandera de un arcoíris en el centro y tocamos las palmas cantando Alaska”. A pesar de los múltiples testigos, el director del IES San Isidoro niega "actitudes homófobas" en el profesorado, y “no reconoce los hechos”.

"Ponte pantalones que eres un tío"

El altercado se producía el pasado 21 de octubre, en el horario de recreo. El joven iba a clase ataviado con un vestido. “Decidió ponerse esta ropa porque tenía una exposición sobre la visibilidad del colectivo LGTB. En vez de quitarse el vestido al terminar la clase, se lo dejó puesto, porque sí, porque se veía bien con él”, apuntan desde el Consejo Escolar del centro, quien insiste en la “amenaza real” sufrida, por parte del profesor de gimnasia. “Al salir al recreo el docente lo paró y lo amenazó con ponerle un parte como no se quitara el vestido”. La pregunta del afectado fue concisa, ante la reacción de su profesor de Educación Física “¿por qué me tengo que quitar el vestido?

El profesor dejaría aún más atónito al alumno y a sus compañeros que presenciaron la escena. “Hombre, los chicos no pueden llevar vestido. ¿No ves que es una prenda para mujeres? Ponte pantalones que eres un tío”. Ante la “amenaza del profesor” para iniciar el trámite de un parte por el atuendo, el joven decidió acudir al vestuario para ponerse “ropa de hombre” y seguir la jornada de clases.

Con una bandera LGTB en defensa de la libertad de género / María Serrano

Con una bandera LGTB en defensa de la libertad de género / María Serrano


El joven, increpado por el maestro, señala en su cuenta de Twitter, las vivencias de aquella mañana. “Me dijo literalmente, quítate eso ahora mismo o te pongo un parte y te llevo al jefe de estudios”. Además, añade que la versión del profesor al centro fue muy diferente, ya que “reveló que yo estaba jugando con la falda y me la levantaba aposta”, aclara al sentirse muy “humillado con lo ocurrido”.

Muchos alumnos se encontraban presentes y no dudaron en acercarse hasta la Delegación de Alumnos. El comunicado de los estudiantes, aclaró que la “jefatura de estudios no tiene norma para decidir que un chico pueda llevar o no vestido”. Sin embargo, no dieron ninguna credibilidad al alumno cuando intentó narrar, con nervios, lo sucedido al resto del personal docente. “La protección del IES San Isidoro con sus profesores no va a ceder poniendo a ninguno de ellos en evidencia”, señalan.

Acciones de reivindicación

Mar Cambrollé, presidente de la Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera, ha destacado a Público, que se han acercado hasta al Instituto, a menos de 200 metros de la asociación, para realizar una “acción encaminada a reivindicar el derecho a la libertad de género con independencia de las formas binarias impuestas, según el sexo asignado al nacer". Esta actividad no ha sido muy bien acogida por el director, Rodrigo Alba Garrido, quien no ha dudado en reconocer que “aquel día de recreo el profesor solo quiso bromear, haciendo chanzas sobre otra cuestión”, sin señalar que el tono jocoso del docente pudiera estar referido a la vestimenta del alumno.

La normativa del IES San Isidoro incluye “la libertad de vestimenta por parte del alumnado”, afirma el director. A pesar de las buenas intenciones, el equipo directivo no acepta los hechos contados por los alumnos, ya que de los 30 jóvenes que afirman haber visto la amenaza por el uso del vestido, “no se acepta ninguna versión”, incluyendo la del afectado.

Protocolo de Identidad de Género

Cambrollé y su asociación decidieron alertar de los hechos a la Consejería de Educación, quien ha señalado “el inicio de trámites de inspección para aclarar la situación" y que no se vuelva a repetir. Como una de las comunidades pioneras en Europa en reconocer la identidad y expresión de género de los menores, la presidenta Cambrollé señala el importante “Protocolo de Actuación sobre Identidad de Género en el sistema educativo andaluz”, que entró en vigor hace 18 meses, permitiendo que “este tipo de hechos no sucedan y que se respete en todo momento la libertad de género. Más aún, para llevar un vestido como prenda que solo parece asignada al rol femenino”.

El profesor no ha querido, hasta el momento, hacer ningún tipo de declaración sobre lo sucedido. Los compañeros del afectado han decidido hacer todas las reivindicaciones necesarias en el futuro, si el equipo del centro no reconoce el altercado.