Publicado: 08.11.2016 14:32 |Actualizado: 08.11.2016 15:11

"Un profesor no puede sancionar a un alumno si sus padres deciden que no haga los deberes"

La lucha de CEAPA contra las tareas extraescolares no ha hecho más que empezar. Su portavoz, José Luis Pazos, califica de "éxito rotundo" la huelga de este fin de semana.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Varios niños a su llegada al colegio público Mario Vargas Llosa de Las Rozas (C. de Madrid), en el primer día del curso escolar 2016-2017 que ha dado comienzo este jueves para los alumnos de Infantil y Primaria de Madrid, Comunidad Valencia, Aragón y Cant

"Esto va a ir creciendo cada fin de semana", advierte, y todavía quedan tres, en el marco de la campaña de CEAPA en defensa del tiempo libre de los niños -EFE/Luca Piergiovann

MADRID— El mensaje ha calado. Hasta el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo ha admitido que "el debate está en la sociedad y es necesario abordarlo para ver si los deberes son excesivos". Hasta deja caer la posibilidad de tomar el tema dentro del futuro  y esperado Pacto de Estado por la Educación. Misión cumplida: "No era un huelga de bolis caídos ni busca enfrentar a padres con docentes, solo queríamos abrir la discusión pública" —más allá que crear una hipotética ley reguladora— sobre la demasía de trabajo que reciben los niños en los colegios para logar "que se pongan los deberes justos", según ha recalcado José Luis Pazos, portavoz de CEAPA. "Esto va a ir creciendo cada fin de semana", advierte, y todavía quedan tres, en el marco de la campaña En la escuela falta una asignatura: mi tiempo libre. 

Los expertos aseguran que la función de los deberes debe ser complementaria y en forma de actividades motivadoras

Aunque la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, CEAPA, ha usado la palabra huelga, nada que ver con la que hubo en Francia y que duró quince días. "Esa visión catastrofista de padres y profesores peleándose no ha se ha producido", zanja Pazos.  Dos de cada tres de las 12.000 asociaciones que participan en la Confederación han mostrado su apoyo a esta campaña, y seis de cada diez familias que han contactado con CEAPA también se han mostrado abiertas a estudiar posibles limitaciones o, por ejemplo, a racionalizarlos, en la línea de la Proposición de Ley que lanzó Ciudadanos en la Comunidad de Madrid.  

Por autonomías, donde menos seguimiento ha tenido la campaña ha sido en Castilla y León, algo que Pazos ha atribuido a que el consejo escolar autonómico está preparando recomendaciones sobre los deberes. Por el contrario, el "impacto mayor" se ha dado en la Comunidad Valenciana, Madrid, Baleares y Asturias.

Sobre si ha habido represalias o mejor, penalizaciones a los niños que el lunes acudían sin los deberes hechos ha asegurado que CEAPA no ha tenido notificación ni queja, de momento. "Un docente no puede sancionar a un alumno por una decisión que han tomado sus padres", apostilla. Una decisión que desde la entidad animaban, no porque los padres se fueran a librar de ayudar a los pequeños con la tarea sino para invertir ese tiempo libre en actividades familiares de ocio.



Los expertos aseguran que la función de los deberes debe ser complementaria y en forma de actividades motivadoras. Muy lejos de las dinámicas de hoy donde, por ejemplo, en la Educación Secundaria Obligatoria, los alumnos gastan hasta 65 horas semanales en estas tareas extraescolares, unidas a las ocho horas diarias de clase. "Está claro que si uno de cada cinco alumnos está abocado al fracaso escolar, el actual sistema educativo tiene una estructura más que discutible", ha recordado.