Publicado: 20.10.2015 21:53 |Actualizado: 21.10.2015 12:04

Profesores de la Universidad de Vigo llevan a juicio a un funcionario por comentarios misóginos y amenazas

El demandado difundía a través de un correo comunitario de hasta 25.000 personas numerosos comentarios de carácter machista como "Feministas tontorronas me amenazan. Bien, pero primero que me limpien la casa".

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Fachada de la Universidad de Vigo.

Fachada de la Universidad de Vigo.

MADRID.- Tres profesores e investigadores de la Universidad de Vigo han llevado a juicio a un funcionario, jefe de sección en el Servicio de Gestión Económica y Contratación, por haber hecho comentarios misóginos, amenazar e insultar durante años a través de una lista de correo comunitaria que comparten hasta 25.OOO usuarios.

Los denunciantes han presentado varias quejas ante diferentes órganos de la Universidad por esta actitud "denigrante y vejatoria" así como por su "apología de la violencia". También se han dirigido a los sindicatos CIG y CUT, a la Inspección Provincial de Trabajo, al partido Anova y al Concello Municipal da Muller, entre otros.



"La Universidad de Vigo lleva años permitiendo los insultos, las vejaciones y las amenazas de un funcionario cuyas siglas son S. P. D., amparándolas en la libertad de expresión y se ha negado rotundamente a censurarle en el Claustro y en el Consello de Goberno. Tampoco la Unidad de Igualdad se ha pronunciado al respecto", declara a medios Ángel Rodríguez , uno de los profesores de la Universidad de Vigo.

Denuncian insultos, vejaciones y amenazas por parte del funcionario. Además, los profesores dicen que "se ha burlado de las mujeres que tienen cargos académicos y de las actividades realizadas por la Unidad de Igualdad". Entre los comentarios que el denunciado difundió en las listas de la comunidad universitaria se puede leer lo siguiente: "Feministas tontorronas me amenazan por correo electrónico. Bien, pero primero que me limpien la casa", "Ya sé que soy un jodido machista, no hace falta que me lo restreguéis. ¿Acaso yo digo de vosotras que sois feas o idiotas? A esas personas tan sólo les concedo tres cosas: que se maquillen un poco, se perfilen las cejas y besen las ranas que encuentren en su ruta, a ver si de una puta vez encuentran su príncipe azul en forma de tronista tatuado de tele 5 y serenan las hormonas". 

Otros de los correos compartidos con todos los usuarios de la lista constituyen, según los denunciantes, relatos de carácter pornográfico en los que, en ocasiones, él mismo se incluye como personaje. Por otro lado, dicen que también ha colgado fotografías y vídeos en los que aparece vestido de cura y utilizando un lenguaje soez y ofensivo.

Los denunciantes en la celebración de la vista.

El Rectorado ha respondido a los demandantes afirmando que “el funcionario puede ampararse en la libertad de expresión” y no ha tomado ninguna medida. "La Universidad es un lugar de educación, debe ser un modelo. En cambio, permite que se repita este hecho gravísimo durante años a través de un correo institucional. Se está enviando el mensaje de que esto es lo normal", critica una de las profesoras demandantes.

El Consello Municipal de la Mujer de Vigo también trató este caso. En sus reclamaciones solicitaban el cese inmediato del funcionario y la apertura de un expediente disciplinario. Además, los denunciantes han hecho llegar su denuncia a otros órganos como el Tribunal de Garantías de la Universidad de Vigo, al Valedor do Pobo y el Instituto de la Mujer. Y ahora, finalmente, a un juzgado de contencioso administrativo.

En la última concentración contra la violencia de género, la Red de Mujeres Vecinales contra el Maltrato de Vigo exigió a la Universidad que tomara cartas en el asunto, que finalmente ha quedado en manos de un tribunal.

"No desprecio a las mujeres"

El funcionario ha declarado en algunos medios que sus palabras han sido "sacadas de contexto" y se describe como un "feminista marxista". "No desprecio a las mujeres. Todos mis escritos son satíricos e irónicos. Dentro de esa sátira e ironía puede haber gente que piense que me excedí, pero nunca quise humillar a nadie", argumenta el denunciado.

Además, el acusado asegura no ser "consciente de usar un lenguaje soez"; si bien reconoce que durante el intercambio de comentarios “se pudieron cometer por ambas partes excesos verbales”, matiza y asegura que también recibió insultos, como "gordo" o "deforme".

Después de que la demanda se hiciese pública, el trabajador de la Universidad de Vigo ha asegurado haber recibido el apoyo de varios compañeros, entre ellos el de algunas feministas destacadas. "No fue mi intención atacar o herir a las mujeres. Soy feminista y quiero una igualdad material, no solo formal", abunda el funcionario, que ejerce como jefe de sección de contratación.

Por otro lado, el abogado del acusado argumenta que los comentarios de su cliente son "fruto de la ironía". "Quería divertir, hacer reír a la gente, usar la ironía”, explica en algunos medios. También expuso en los juzgados que en el ámbito contencioso-administrativo "no se discuten este tipo de cuestiones". "Un tercero no puede exigir a la administración que abra un expediente disciplinario a un funcionario", remarcó el abogado. "Si ha habido alguna discrepancia se dirime en otros ámbitos, en el civil o el penal", concluyó.