Público
Público

Helena Maleno "Proteger el derecho a la vida podría costarle la libertad a quien me dio a mí la propia vida"

Ernesto G. Maleno, hijo de la activista Helena Maleno, acusada de tráfico de personas, explica en un artículo la labor humanitaria por la que pretenden juzgar a su madre.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La investigadora y experta en migraciones, Helena Maleno, en Madrid.- JAIRO VARGAS

"Esta Navidad es excepcional, como lo es el mismo cumplimiento de los derechos en la frontera sur española". Son las palabras de Ernesto G. Maleno, hijo de la activista y experta en migraciones Helena Maleno. Ella sigue pendiente de juicio en Marruecos acusada de un delito internacional de tráfico de personas por una investigación que inició en 2012 la policía española, que la Fiscalía de la Audiencia Nacional archivó por no apreciar delito, pero que sigue coleando en el país que hace de portero de la inmigración africana hacia España.

En un artículo publicado en El Salto, el hijo de Maleno narra en primera persona la actividad de su madre, alerta a Salvamento Marítimo cuando hay una patera a la deriva entre las costas marroquíes y las españolas.

"Responder a esas llamadas de auxilio con las que desperté y me acosté durante 16 de mis 20 años de vida podría ser un delito. Llamar a los servicios de rescate para proteger el derecho a la vida, podría costarle la libertad a quien me dio a mí la propia vida. Mi madre podría ir a la cárcel y con ella condenados todos los valores que nos inculcó defender siempre.

Este miércoles estaba prevista la vista a la activista en Tánger, pero ha vuelto a ser aplazada. Esta vez hasta el 10 de enero.