Público
Público

El PSOE exige la comparecencia de la directora del Instituto de la Mujer tras el despido de las técnicas

Los socialistas reclaman explicaciones por los ceses de trabajadoras denunciados por este diario.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

Lucía del Carmen Cerón, directora del Instituto de la Mujer

El Partido Socialista ha reclamado la comparecencia urgente en el Congreso de Lucía del Carmen Cerón, directora del Instituto de la Mujer, para que explique los despidos de al menos ocho técnicas y la situación de la gestión de los programas y Fondos Estructurales de la Unión Europea en materia de igualdad.

El PSOE denuncia “la gravedad de las acciones que el PP ha emprendido contra las políticas públicas de Igualdad” y le acusa “del desmantelamiento paulatino de toda la arquitectura institucional de Igualdad”, en un comunicado hecho público esta mañana.

Según señaló a este diario Ángeles Álvarez, portavoz de igualdad del grupo parlamentario socialista, “ya es la cuarta vez que pedimos su comparecencia. Primero lo hicimos con su nombramiento, luego a raíz de las escandalosas declaraciones que hizo en una entrevista al diario Público; recientemente para que explique los Presupuestos y ahora por estos despidos”, añade Álvarez.

En el comunicado del Grupo Socialista, Álvarez afirma que “el PP está “desmantelando de facto organismos especializados que han sido claves para el impulso de medidas a favor de la igualdad y que resultan esenciales para para las exitosas estrategias a favor de los cambios que demanda las mujeres”. La portavoz de igualdad sostiene que “las personas que el PP ha puesto al mando de estas Instituciones solo han mostrado un desprecio a las políticas de Igualdad proporcional a la ignorancia que han mostrado sobre la materia”.

Según la denuncia hecha por las trabajadoras a través de este diario, el Instituto de la Mujer les comunicó su despido tras haber reclamado ante la justicia que se respeten sus derechos laborales. Las ocho técnicas, que gestionan y supervisan los proyectos del Instituto de la Mujer financiados con fondos europeos, acudieron a los tribunales tras encadenar contratos temporales durante quince años en algunos de los casos.

Según el relato de las trabajadoras despedidas, nada más reclamar sus derechos en los tribunales fueron apartadas de sus funciones, que han sido traspasadas progresivamente a empresas externas. Tras pasar un año en esta situación, ampliaron su demanda para denunciar el “acoso” al que se sentían sometidas. La respuesta del Instituto de la Mujer ha sido despedir a las demandantes.