Publicado: 29.01.2016 17:51 |Actualizado: 29.01.2016 17:51

Un pueblo de Valencia plantea hacer un censo de ADN canino para acabar con los excrementos en la calle

El Ayuntamiento de Paterna va a organizar una consulta ciudadana para solucionar este problema que en los últimos años se ha convertido en una de las quejas vecinales más generalizadas en el municipio.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Paterna

El ayuntamiento se propone atajar el problema de la suciedad canina en la vía pública disuadiendo a sus dueños de comportamientos incívicos.

VALENCIA.- El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Paterna (Valencia) va a plantear a los vecinos la posibilidad de implantar un censo de ADN canino con el fin de "conseguir que las calles estén libres de heces de perro".

Para ello, "y con la finalidad de hacer partícipes a los vecinos de las decisiones municipales, en general, y de este problema y de su solución, en particular", el ejecutivo que encabeza Juan Antonio Sagredo va a organizar una consulta ciudadana para saber si los paterneros quieren o no que el Ayuntamiento elabore un censo de ADN canino, ha señalado la corporación municipal a través de un comunicado.



Para dar la mayor participación posible a este proceso consultivo, el equipo de Gobierno ha convocado para la semana que viene diferentes reuniones con Favepa, los portavoces políticos y la Asociación de Vecinos de Campamento, pionera en el municipio en reivindicar la lucha contra este problema, para explicarles el proyecto y las ventajas del mismo.

Y es que los excrementos de perro en la vía pública se han convertido en los últimos años en una de las quejas vecinales más generalizadas en Paterna junto con los orines de las mascotas, otro problema que también preocupa a la ciudadanía y para el que el Ejecutivo local también prevé abrir el debate.

Por ello, desde el consistorio subrayan que "una de las prioridades es conseguir que las calles de Paterna estén siempre en las mejores condiciones de limpieza y salubridad y esto se logrará, no sólo mejorando su limpieza y mantenimiento, sino también atajando el problema de la suciedad canina en la vía pública disuadiendo a sus dueños de comportamientos incívicos".

Fases

Respecto al censo de ADN canino que propone el Ejecutivo local, se trata de un "proceso sencillo y eficaz" que constaría de dos fases. En una primera fase se obtendría el ADN y el perfil genético de los canes mediante la extracción sanguínea y se crearía una base de datos y, en una segunda fase, tendría lugar la recogida y envío, por parte de personal autorizado del consistorio, de muestras de heces encontradas en las calles y extracción del ADN a la muestra, comparación con la base de datos y envío de resultados.

Este servicio permitirá, sostiene el consistorio, "que Paterna disponga de unos datos censales, fiables y seguros, de todos los canes del pueblo y de sus respectivos propietarios, una huella genética que además de facilitar una posterior sanción administrativa al dueño infractor, entre otras cosas".