Público
Público

queman galicia "Queremos que Galicia tenga un modelo de prevención de incendios eficaz y no esta chapuza"

El portavoz de Apropiga, Asociación de Bomberos Forestales de Galicia, denuncia la precaria situación que aguantan los trabajadores y culpa a un sistema privatizado que divide a las brigadas y descuida las necesidades de todo el año.

Publicidad
Media: 4.83
Votos: 6
Comentarios:

Bombero forestal en Pontevedra, Galicia. / S.H.B

Los bomberos forestales de Galicia reclaman soluciones y medidas viables de la ordenación del monte para conseguir soluciones reales y prevenir los incendios que han devastado Galicia en los últimos días. "Queremos que Galicia tenga un modelo de prevención de incendios eficaz y no esta chapuza", dijo a Público el portavoz de Apropiga (Asociación Profesional de Bomberos Forestales de Galicia), Sebastián Hernández Borrageros. 

El actual modelo de prevención de incendios sostiene una situación de precariedad laboral crítica para las brigadas cooperantes en la extinción de incendios. El dispositivo de bomberos y medios de refuerzos se encuentra ahora fragmentado por la privatización del servicio que se llevó a cabo en 2006. 

Los trabajadores de las brigadas soportaron la división del servicio público tras la privatización que ahora gestiona la sociedad mercantil Seaga. Los trabajadores conviven laboralmente teniendo contratos diferentes, jefes diferentes y condiciones muy diferentes. "Cada trabajador cuenta de manera diferente para la empresa", aseguró el portavoz de Apropiga. 

Existen cuatro tipos de trabajador. El de doce meses, que trabaja durante todo el año; el de nueve meses; el de seis y el de tres. Este último, trabaja durante un periodo de tres meses pero los incendios se dan durante todo el año. Este grupo atiende a las necesidades durante la época estival que más fuegos se producen, pero en los últimos tiempos "este periodo de alto incendio se ha ampliado y dura más de tres meses", según cuenta Hernández a Público

"Pedimos la dignificación de nuestro trabajo"

Los trabajadores no tienen un puesto digno. "Pedimos la dignificación de nuestro trabajo" y que los bomberos forestales de tres meses dejen de cobrar 900 euros cuando "se juegan la vida", dice Hernández. Este tipo de contratos está dejando de ser atractivo para los empleados ya que una vez que terminan su periodo de trabajo, son despedidos por lo que "empiezan a cuestionarse si vale la pena y si es sostenible", recalca Hernández. 

"Nosotros defendemos regulaciones atendiendo a todo el año que puedan resolver la precariedad", explicó. "Hay que sentarse y formar mesas de trabajo para conseguir un modelo eficaz y que garantice los derechos laborales". Pero la Xunta no accede a ello. "Queremos un servicio único y público, no este modelo chapuza improvisado", increpó el portavoz. 

El modelo de la Xunta es aprobado cada año pero sin haber atendido propuestas sindicales o debatido su contenido. "Es un copia y pega del anterior", asegura el bombero. "Hay que modificar muchas cosas y replantearse otras cuantas", pero el portavoz reconoce que la Consellería de la Xunta no escucha sus quejas sobre este modelo que consideran injusto y del cual piden responsabilidad. 

No son los únicos que exigen responsabilidades y soluciones a la Xunta de Galicia. Miles de personas se concentraron el pasado lunes en diversos municipios de la comunidad para protestar por la gestión de la Xunta ante la oleada de incendios forestales que comenzaron el domingo y que han contabilizado un total de 156 fuegos activos. 

"Es necesario repensar el modelo, pero no se entiende sin saber cuál es el problema", dijo el bombero a Público. "La soluciones mágicas no existen", añadió, y para ello, la asociación Apropiga pide que haya consenso y que se aborden los conflictos desde la política laboral que debe regular las condiciones de trabajo de los bomberos forestales en Galicia.