Público
Público

Racismo 'National Geographic' entona el 'mea culpa' y pide perdón por su pasado racista

Un comunicado firmado por su directora, incluye numerosos ejemplos de reportajes en los que visibiliza a personas de distintas etnias, de piel oscura y en los que los tacha de salvajes, toscos o incluso poco inteligentes. La revista dedica su próximo número a las razas, coincidiendo con el 50 aniversario del asesinato de Martin Luther King.

Publicidad
Media: 3
Votos: 3

Portada de National Geographic de Abril de 2018 en donde analiza en profundidad al significado de las razas.

"Soy la décima persona que ocupa la dirección de National Geographic desde que se fundó en 1888. También soy la primera mujer y la primera persona judía, es decir, pertenezco a dos colectivos que también fueron objeto de discriminación". Así se presentaba Susan Goldberg, la directora de la afamada revista en un comunicado en el que pide perdón a todo el mundo por la larga historia (130 cumplió el magazine) de artículos con marcado sesgo racista.

El comunicado incluye numerosos ejemplos de reportajes en los que visibiliza a personas de distintas etnias, de piel oscura y en que los tachan de salvajes, toscos o incluso poco inteligentes.

"Para dejar atrás el racismo", afirma Goldberg, "empecemos por reconocerlo". Y es precisamente lo que la publicación ha hecho. "Compartir los capítulos más terribles del pasado de esta revista resulta doloroso. Pero cuando decidimos dedicar nuestro número de abril al tema de la raza, pensamos que debíamos examinar nuestra propia historia antes de poner la mirada periodística en los demás".

Para el ejercicio de autocrítica, National Geographic pidió la ayuda de Edwin Mason, profesor de la Universidad de Virginia especialista y en historia de la fotografía y en África. Las conclusiones del experto no dejan lugar al tratamiento despectivo que, durante años, hizo la revista de distintas culturas del mundo y, en ocasiones de las circunstancias políticas que vivían.

​"A diferencia de revistas como Life, National Geographic apenas movió un dedo para llevar a sus lectores más allá de los estereotipos arraigados en la cultura blanca de Estados Unidos" afirma Mason en sus conclusiones. Cabe recordar que durante gran parte de la historia de la revista, Estados Unidos vivía en un régimen de discriminación racial que privaba a la población negra de la mayoría de sus derechos. Sin embargo, resalta Mason, hasta los años setenta National Geographic no prestaba la menor atención a la población no blanca que residía en Estados Unidos, a la que rara vez mencionaba como no fuese en calidad de obreros o trabajadores domésticos. Mientras tanto presentaba a los “nativos” de otros lugares como personajes exóticos, el cazador feliz. Es decir, con todos los tópicos de rigor.

Tal como reconoce su actual directora, algunos materiales de sus archivos son "estremecedores". Como por ejemplo un reportaje realizado en Australia en 1916 en el que bajo las fotos de dos aborígenes se puede leer: "Negros de Australia Meridional: estos salvajes ocupan los últimos puestos en inteligencia de todos los seres humanos".

Foto de nativos Australianos publicada por la revista en 1916

Otra de las autocríticas que salen de este informe es la falta de referencias a problemas sociales en algunos de los artículos que elaboró la revista. Un reportaje fechado en Sudáfrica en 1962 y que se publicó sólo dos años después de 69 sudafricanos a manos de la policía en Sharpeville, no hacía referencia a este conflicto. “El artículo apenas sí menciona que exista ningún problema", afirma Mason,  "Los sudafricanos negros no tienen voz en el texto. Los únicos negros que aparecen lo hacen ejecutando danzas exóticas (...) o trabajando de sirvientes u obreros".

Si bien la revista hace mención de que hay artículos de la historia reciente con un enfoque positivo (cita algunos realizados en Sudáfrica en 1977, en el que se reconoce le problema racial y da voces a los protagonistas u otro de 2015 en el que la revista hizo el ejercicio de repartir cámaras a los propios haitianos para que contaran su día a día), reconoce que durante mucho tiempo esta publicación sirvió para fijar estereotipos blancos arraigados en la sociedad de EEUU

El próximo número de la revista, que coincide con el 50 aniversario del asesinato de Martin Luther King, está íntegramente dedicado al significado que hoy en día tienen las raza. "Estudiemos por qué seguimos segregando a las personas con criterios raciales y analicemos cómo podemos construir comunidades inclusivas", afirma su directora en el comunicado.