Público
Público

Memoria Histórica Concluyen los trabajos de derribo de la Cruz de los Caídos de Vall d'Uixó 

La Guardia Civil cortó los accesos a la plaza de la Paz, donde estaba ubicado el monumento. En su lugar se instalará el monumento a la música

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 4

Vista parcial de la Cruz de los Caídos medio derruida. (EFE)

El Ayuntamiento de la Vall d'Uixó ha dado por finalizados los trabajos de derribo de la Cruz de los Caídos de la plaza de la Paz, en cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica, que comenzó el martes por la mañana y que ha provocado las protestas de decenas de vecinos y miembros de la Plataforma Salvemos la Cruz de la plaza la Paz.

Aunque las obras de demolición ya han concluido, la plaza permanece cortada al tráfico porque todavía los operarios están retirando escombros. El basamento de la cruz no ha sido derribada, ya que sobre ella el consistorio instalará un nuevo monumento dedicado a la música, han indicado las fuentes.

Los trabajos, que se iniciaron ayer, martes, tuvieron que paralizarse a mediodía debido a la concentración de vecinos en torno a la cruz y por motivos de seguridad, aunque se han reanudado este miércoles por la mañana después de establecer un perímetro de seguridad custodiado por un dispositivo de la Guardia Civil, que ha destinado a esta labor 70 agentes y 7 furgones, y por la Policía Local del municipio..

Entre los vecinos que se acercaron al lugar para seguir las actuaciones emprendidas por el Ayuntamiento está el portavoz del PP en la Vall d'Uixó, Óscar Clavell.

Cuando ayer varios operarios municipales comenzaron a retirar la cruz a primera hora de la mañana, medio centenar de miembros de la Plataforma Salvemos la Cruz de la plaza la Paz paralizaron el derribo de la Cruz de los Caídos sentándose en la parte baja, lo que obligó a abandonar temporalmente las labores.

El consistorio inició la retirada de la cruz en cumplimiento de la Ley estatal de Memoria Histórica de 2007 y la Ley valenciana de Memoria Democrática y para la Convivencia de 2017.

Según explicó el consistorio en un comunicado, esta actuación está avalada por los informes de los funcionarios municipales y por el Comité de Expertos para la Valoración de Retirada de Vestigios Relativos a la Guerra Civil y de la Dictadura en la Comunidad Valenciana, que se reunió con los seis partidos políticos con representación municipal, asociaciones culturales y técnicos antes de emitir su dictamen.

La Asociación Española de Abogados Cristianos anunció la presentación de una querella contra la alcaldesa de la Vall d'Uixó, Tania Baños (PSPV-PSOE), por prevaricación e incitación al odio por el derribo de la cruz de la Plaza de la Paz.

Según la asociación, el Ayuntamiento habría desmantelado el monumento "sin esperar a que se resuelva el recurso que hay presentado ante el juzgado de lo Contencioso número 2 de Castellón".

En fechas próximas se instalará el monumento a la música que sustituirá a la Cruz de los Caídos, en reconocimiento a una disciplina artística arraigada en la ciudad y un elemento de unión entre los ciudadanos que hasta ahora no tenía un reconocimiento público, según fuentes municipales.