Publicado: 01.03.2016 21:36 |Actualizado: 02.03.2016 11:11

Rechazo absoluto de profesores, decanos y sindicatos a los planes del rector de la Complutense

Denuncian que Carlos Andradas ha ignorado su promesa electoral de dar una estabilidad al profesorado más precario. Llevan su protesta este miércoles a la reunión del claustro de la universidad. 

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5
Comentarios:
La Universidad Complutense de Madrid

La Universidad Complutense de Madrid

MADRID.- Los planes del rector para el profesorado han creado polémica y malestar entre la comunidad docente de la Universidad Complutense de Madrid. La principal procupación se debe al que el plan preparado por el equipo de Carlos Andradas no da una solución a su compromiso electoral de estabilizar al profesorado más precario: 137 titulares interinos y 1.700 asociados. 

El problema del Plan de Actuaciones en Profesorado (2016-2019) es que propone crear para este sector de profesores sólo 20 plazas anuales de carácter indefinido. En cambio, abre la mano a contratar gente de fuera, hasta 50 profesores ayudantes doctores y crea figuras contractuales como la de profesor visitante. El plan defiende que esto es para "captar jóvenes talentos y reciclaje de personal precario preexistente, abocado a prolongar dicha situación de provisionalidad".



Este miércoles se celebrará una reunión del Claustro, un órgano donde todos los colectivos implicados (funcionarios docentes, contratados docentes, estudiantes y personal de administración y servicios) obtienen representación, por lo que el debate de las cuestiones internas de la Universidad pasa a ser materia pública. El rector de la UCM dará un informe de la situación de la universidad y después intervendrán representantes de toda la universidad para mostrar su rechazo rotundo de este plan.

"No es momento para hacer fichajes estrella"

El profesorado precario se toma el documento, cuya responsable es la vicerrectora de Política Académica y Profesorado, Mercedes Gómez, una mujer de la máxima confianza de Andradas, como un agravio comparativo. Teme que su inestabilidad laboral (y sus bajos salarios) se prolonguen y reprochan al rector que no cumpla con las promesas que hizo durante la campaña electoral de la primavera pasada para solucionar esta situación. 

Fernando Ángel Moreno, portavoz de la Plataforma del Profesorado No Permanente (PNP), explica que ante la falta de financiación publica, "han sacado contratos manipulando alegalmente figuras para tener mano de obra barata, cobrando entre 300-900 euros al mes. Y así hay cientos de ellos. Hay gente que lleva así 9 años". 

"Tienen currículums internacionales de absoluto prestigio, mejor que algunos catedráticos" dice Fernando Ángel Moreno

Moreno cuenta que ya se han reunido en tres ocasiones con la vicerrectora, pero sin embargo, no consiguen que sus demandas se escuchen. "Nos dicen que todavía tenemos que demostrar que valemos", explica. Sin embargo, recuerda que todos estos profesionales han pasado las pruebas de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) y que muchos de ellos "tienen currículums internacionales de absoluto prestigio, mucho mejor que algunos catedráticos, con publicaciones de máximo impacto en revistas internacionales o convenios internacionales en investigación".

"Quieren traer gente de fuera a dedo y en vez de estabilizar a los demás. Suben el sueldo a los catedráticos y titulares sin aumentar sus horas de clase o de trabajo, a costa de estas personas que lo están pasando mal. Hay gente que no tienen ni para comer", zanja. 

"Nos dicen que van a contratar profesores extraordinarios de fuera y vemos que los tenemos ya aquí y están cobrando 900 euros", explica Escribano

Los sindicatos aseguran que las condiciones planteadas en el plan son mejorables y que es imprescindible trabajar más en el tema de la eliminación de la precariedad. Jesús Escribano, de CCOO, cuenta que "todos los sindicatos estamos de acuerdo en que hay que intentar convocar el máximo numero de plazas que permita la ley e intentar acabar con la precariedad". "Quizás ahora no es el momento para hacer fichajes estrella. Cuando nos dicen que van a contratar profesores extraordinarios de fuera y vemos que los tenemos ya aquí y están cobrando 900 euros, pues es duro", critica. 

A los decanos, por su parte, el plan les crea un serio problema en sus respectivas facultades, por la presión de los departamentos que en buena medida han podido sacar adelante su carga docente gracias a ese personal, sobre todo durante los años de tasa de reposición cero.