Publicado: 21.10.2015 12:04 |Actualizado: 21.10.2015 12:04

Reconstruyen la pelvis de una niña
de 11 años de Vitoria que padecía
un cáncer con parte de su peroné

Sufría un sarcoma de Ewing, un tumor óseo con un índice muy bajo de supervivencia. La intervención duró seis horas y en su planificación se usó un modelo en 3D.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Normalmente cuando se padece un sarcoma de Ewing la operación se suele descartar.

Normalmente cuando se padece un sarcoma de Ewing la operación se suele descartar.

VITORIA.- Una niña de 11 años de Vitoria afectada por un tumor en la pelvis ha sido sometida a una operación muy infrecuente ya que en lugar de administrarle radioterapia le han extirpado el sarcoma y le han reconstruido la pelvis con un fragmento de uno de sus peronés.

Fuentes del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona han explicado este jueves que a la niña se le diagnosticó un sarcoma de Ewing, uno de los tumores óseos que afectan a los adolescentes y que en España se dan unos 20 casos anuales. Este tumor es muy grave ya que cuando provoca metástasis los pacientes tienen un índice de supervivencia muy bajo.



Dado que la niña tenía el sarcoma en la pelvis, los médicos por lo general descartan extirparlo al existir en esa zona muchos nervios, arterias principales y vísceras, de ahí el riesgo que comporta, ya que podría impedirle volver a caminar.

Sin embargo, un equipo de cirugía ortopédica y traumatología de ese hospital de Barcelona decidió extirpar el tumor y reconstruir la pelvis con un segmento del peroné de la propia paciente tras planificar minuciosamente la intervención con un modelo de la zona afectada en 3D, que les permitió delimitar la extensión del tumor y plantear la estrategia de reconstrucción.

La intervención duró seis horas y tuvo varias fases. Primero, los cirujanos extrajeron a la paciente un segmento del peroné de la pierna contraria a la zona de la pelvis afectada por el tumor para trasplantarlo posteriormente.

A continuación, extirparon el fragmento de la pelvis, fijaron y garantizaron la estabilidad del hueso con una barra de titanio y colocaron el segmento del peroné doblado por la mitad, haciendo palanca.

Seguidamente, conectaron mediante microcirugía los vasos sanguíneos de la pelvis para que crezca, un hecho especialmente importante en este caso dado que la niña aún está en proceso de desarrollo.

De esta manera, se ofrece una solución de por vida a la menor con esta técnica que, según han indicado a Efe fuentes de este hospital materno-infantil, es muy infrecuente, sobre todo por la extirpación de una zona difícil y por la combinación de técnicas como el uso de un modelo en 3D para preparar la intervención. La operación tuvo lugar hace unos meses y la niña se ha recuperado perfectamente.