Público
Público

Documental La refugiada que se convirtió en directora de comunicación de Mediaset 

La niña bonita muestra que cualquier persona puede ser refugiada y tener un futuro. Lo hace a través de la conversación entre Hala, desplazada en Grecia, y Mirta, alta ejecutiva en un gran grupo de comunicación y que pasó por lo mismo.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 10
Comentarios:

Fotograma del documental "La niña bonita" / Mediaset

"A mis 15 años tuve que abandonar el país donde vivía. Dejar todo atrás y empezar de nuevo. Uno de los peores traumas que se pueden sufrir es el de perderlo todo. Vivir, como yo viví, ese vértigo que se siente cuando todo lo que eras ya no existe y no sabes qué será de ti en el futuro".

Hala escucha este testimonio con asombro. Tiene 15 años y su vida se ha quedado detenida en un campo de refugiados al norte de Grecia. Salió de Homs tras uno de los incontables bombardeos que destruyeron su casa y la vida que conocía. Quien habla es Mirta Drago, directora de comunicación de Mediaset España, sentada en un banco del campo de refugiados de Lagadikia frente a Hala. Es la primera vez que públicamente cuenta su historia. Es la primera vez que Hala vislumbra que se puede ser refugiada y tener un futuro. Son dos mujeres frente a frente contándose la vida. Una joven y sin futuro. La otra con años a su espalda y una vida plena. Las dos, refugiadas a la edad de 15 años.

Su encuentro está recogido en el documental La niña bonita, producido por 12 meses de Mediaset y el Comité de ACNUR España y está dirigido por Julieta Cherep, hija de Mirta Drago. "Quería mostrar que cualquier persona de buena fe que recibe ayuda la devolverá con creces a la sociedad" afirma Mirta,  y esta es su manera de devolverla.

En 1973, cuando Mirta tenía 15 años, ella y su familia tuvieron que buscar refugio tas el golpe militar de Pinochet en Chile. Años después supo que quien les dio el salvoconducto para poder abandonar el país fue Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Hoy ella es parte de la junta directiva de esta organización.

"La realidad es que todos somos migrantes. Migramos de algo. De nuestro país de origen, de las guerras, de nuestra orientación sexual (o no). Todos los que vemos nuestra vida detenida y tenemos que empezar de nuevo, estamos siendo migrantes", afirma Drago.

'La niña bonita' cuenta la historia de dos mujeres que a los 15 años tuvieron que dejar su país y su vida y empezar de cero

Es un relato emotivo pero sin dramatismo, sincero y revelador. "Buscaba crear empatía con los millones de refugiados de los diferentes conflictos que buscan retomar sus vidas en Europa", afirma Mirta.

La relación cercana con Hala y su madre Zohur, une a estas familias y convierte el documental en un canto a la esperanza. La fuerza del documental es la fortaleza, la dignidad y la alegría que rezuman sus protagonistas. 

Hala, tras casi un año en el campo de refugiados junto a su madre y sus hermanos, pudo salir a Alemania para encontrarse con su padre y retomar una vida que ahora tiene que construir.

Según datos de la ACNUR,  en la actualidad hay mas de 65 millones de personas que han tenido dejar sus hogares para salvar su vida o buscar una vida mejor. Es la mayor crisis de desplazados que ha conocido en mundo desde la Segunda Guerra Mundial. Los países en desarrollo acogen al 86% de esos refugiados.

"La realidad es que todos somos migrantes. Migramos de algo"

La misma fuente revela que 6,6 millones de sirios se encuentran desplazados dentro de su propio país y que cerca de cinco millones están refugiados en países vecinos como Egipto, Iraq, Turquía, Jordania o Líbano. Europa, que se había comprometido en 2016 a acoger a 160.000 refugiados de Grecia e Italia (los países más presionados por la llegada de desplazados), sólo acogió al 7% de esa cifra, según datos de la propia Comisión Europea.

En su reciente informe sobre los Derechos Humanos en el Mundo de Amnistía Internacional, advertía que era la gente la que tendría que movilizarse y crear un movimiento de solidaridad internacional ante la falta de voluntad política de los gobernantes.