Público
Público

Rescatados en Melilla tres inmigrantes que fueron arrojados al mar por los patrones de una patera

Ocho guardias civiles se lanzaron al mar al comprobar que estaban en peligro y no podían llegar a la playa. Los patrones se dieron a la fuga mar adentro, despreocupándose de la vida de los inmigrantes a los que habían arrojado a las aguas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Fotografía facilitada por la Guardia Civil que ha rescatado hoy de forma “dramática” a 19 inmigrantes que llegaban en patera a una playa de Melilla y que, a escasos metros de la costa, fueron arrojados al mar por sus dos patrones. /EFE

La Guardia Civil ha protagonizado este lunes "un dramático rescate" de tres inmigrantes de una patera que ocupaban un total de 19 y que fueron arrojados al mar por los dos patrones de la embarcación, a pesar de que muchos de ellos no sabían nadar y se desentendieron de ellos, pese a las malas condiciones marítimas.

Desde tierra, ocho guardias civiles de Seguridad Ciudadana se arrojaron al mar al comprobar que muchos inmigrantes estaban en peligro y no podían llegar a la playa, logrando salvarles la vida.

Según ha informado la Comandancia de Melilla, los hechos han ocurrido esta madrugada, sobre las 05,15 horas, cuando el servicio de impermeabilización fronteriza de dicha Comandancia observó cómo una embarcación de alta velocidad, provista de dos motores de gran cilindrada, se dirigía a toda velocidad desde alta mar hacia la playa de Horcas Coloradas, situada en la zona norte de la Ciudad.

Su portavoz ha detallado que al llegar a un punto considerable de la costa, los patrones de la embarcación comenzaron a arrojar al mar a las personas que transportaban, desentendiéndose de ellos, y emprendió veloz huida mar adentro.

Activado de inmediato el protocolo de actuación, el GEAS de la Comandancia hizo acto de presencia en escasos momentos, "localizando a tres personas en el mar que solicitaban dramática ayuda: dos varones y una mujer que, en uno de los casos, no portaba chaleco salvavidas, y que, al asirse a los otros dos, hacía que peligrase su hundimiento, más aún por tratarse de zona de corrientes, con viento de levante, que los arrastraba mar adentro".

La rápida actuación del GEAS permitió salvarles la vida, subirlos a la embarcación y practicarles primeros auxilios, comprobando que uno de ellos, varón, se encontraba con síntomas de preahogamiento e hipotermia, lográndose su estabilización. Al llegar a puerto, fue atendido por Cruz Roja, con resultado satisfactorio, lográndose su completo restablecimiento.

Los patrones, fugados

El portavoz policial ha explicado que la embarcación de las mafias que trafican con seres humanos, y que "con total desprecio ponen en riesgo la vida de los inmigrantes", iba tripulada por dos personas, que tras arrojar a las personas al mar, se dieron a la fuga mar adentro.

Para la citada fuente "no cabe duda del engaño al que se somete a los inmigrantes, puesto que aún dejando parte de ellos cerca de la costa, se trata de una zona rocosa, con bastante calado a escasos metros del rebalaje. Además, el mar estaba en malas condiciones y con resaca por viento de levante, motivo por el que a los inmigrantes les costaba mucho esfuerzo acercase a la playa".

A la vista de esta situación, los guardias civiles que desde la playa comprobaban cómo estas personas chillaban y demandaban auxilio, no dudaron todos ellos en lanzarse al agua para ayudarles a llegar a la costa, siendo ocho los guardias civiles que se lanzaron al mar y lograron rescatar con serias dificultades a todos los inmigrantes; en total 16 personas.

La embarcación transportaba a un total de 19 personas, quince varones y cuatro mujeres, todas ellas de origen subsahariano e indocumentadas.  "Afortunadamente, en esta ocasión, todos han podido salvar sus vidas y se encuentran en buen estado, ingresados en el CETI de la Ciudad, tras su asistencia por los servicios de Cruz Roja", ha subrayado la Comandancia de Melilla.

La Guardia Civil ha querido subrayar "la dramática y límite situación a la que estas mafias u organizaciones que trafican con seres humanos ponen en riesgo a estas personas, a las que tratan como mercancía y con total desprecio por sus vidas, a cambio de la ingente suma de dinero que les hacen pagar, y con engaño y apariencia de que no existe riesgo en sus delictivas actividades".

En este sentido, han indicado que las embarcaciones y modus operandi que utilizan son los mismos que en el narcotráfico organizado, "pero con la gran diferencia de que se trata de seres humanos a los que desprecian totalmente, con el único afán de enriquecerse".

En lo que va de año 2018, ya han sido diez las ocasiones en las que estas organizaciones han utilizado el mismo procedimiento para introducir inmigrantes por mar en la Ciudad de Melilla. "Se teme que, pese a nuestra rápida reacción en este tipo de casos, no tengamos siempre tanta suerte para poder garantizar el auxilio y salvar vidas" han advertido.