Publicado: 09.01.2016 09:49 |Actualizado: 09.01.2016 09:49

Los Reyes Magos piden disculpas a Alicante por visitar a Sonia Castedo

En un comunicado escrito como una carta dicen que la casa de la ex alcaldesa del PP, imputada en el 'caso Brugal', les pillaba "de paso" en su recorrido oficial.

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5
Comentarios:
Sonia Castedo colgó en Facebook la foto con los Reyes Magos de la comitiva oficial de Alicante en el jardín de su domicilio.

Sonia Castedo colgó en Facebook la foto con los Reyes Magos de la comitiva oficial de Alicante en el jardín de su domicilio.

ALICANTE. -Los tres Reyes Magos elegidos por el Ayuntamiento de Alicante para la cabalgata oficial han pedido disculpas después de la polémica suscitada por haber visitado, dentro de su recorrido oficial, el domicilio de la exalcaldesa del PP Sonia Castedo, imputada en el caso Brugal.

Castedo colgó una foto el pasado día 6 en su perfil de la red social Facebook en la que aparece junto a Melchor, Gaspar y Baltasar de la comitiva oficial de Alicante en el jardín de su domicilio.

El gobierno municipal, formado por el PSPV-PSOE, Guanyar Alacant (compuesto por Podemos y EU-IU, entre otros) y Compromís, anunció que abriría una investigación por una actuación que consideran "impropia" de la labor de representación de los elegidos por el consistorio para representar a los Reyes Magos. La comitiva, argumenta el consistorio, y sus actos se sostienen con fondos públicos. 

Melchor era encarnado por el presidente de la Federación de Hogueras, Manuel Jiménez; Gaspar, por el estilista oficial de las Hogueras, Miguel Ángel Leal, y Baltasar, por el presidente de las Fiestas de Barrios de Alicante, Rafael Martí. Los tres fueron designados por la anterior corporación municipal (del PP).

En el comunicado, escrito como una carta, los tres Reyes Magos manifiestan que la ciudad de Alicante "no merece ser noticia nacional por una visita casual" de sus Majestades de Oriente a "niños en particular".



"Políticas baratas"

Aunque piden "disculpas", afirman que no les gusta que "se hable de los hijos de nadie" e indican que no saben si su actuación fue "inoportuna, si estuvo bien o estuvo mal". En su carta agregan que la ciudad "un encanto especial que no necesita de publicidades absurdas, de políticas baratas, de batallas mediáticas".

"Nos pilló de paso entre otras visitas y personalmente nos quedamos con las caras ilusionadas de los niños (en este caso, niñas, las hijas de Castedo) que visitamos el pasado día 6 de enero, asombradas por la inesperada visita de los Reyes Magos. ¿Era tan malo hacerlas felices?", añaden.

"Nunca pensamos que una imagen valdría tantas palabras malsonantes", señalan.

Exponen que les "hubiera gustado que todo esto se hubiera mantenido en el anonimato y más aún después de ver la repercusión mediática. Pero no ha sido así".

"Y, por eso, como alicantinos, como representantes de colectivos, queremos pedir disculpas a la ciudad" porque "algo que se hizo por bien, ha acabado mal", manifiestan.

"Nos quedamos con lo bueno. Con la experiencia que nos invitó a ver felicidad en los rostros de la niñez, la alegría sorprendente de los 'peques'", añaden.