Público
Público

Libertad de prensa RSF denuncia que la libertad de prensa retrocede "a pasos agigantados" en Europa

España baja un puesto y ocupa el número 34 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa que anualmente elabora Reporteros Sin Fronteras.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Protestas ciudadanas contra la ley mordaza

La libertad de prensa está retrocediendo a “pasos agigantados” en Europa debido a la aprobación de varias legislaciones destinadas a preservar la seguridad de los ciudadanos, como la conocida como ley mordaza en España o como las de vigilancia y espionaje masivos aprobadas en Reino Unido y Alemania. A ello se suma la tremenda represión que ha sufrido la prensa en Turquía, país que se ha convertido en la mayor cárcel del mundo para periodistas, por delante de China, Siria, Egipto o Irán.

Estas son algunas de las conclusiones del Informe Anual 2016 de la Libertad de Prensa elabora por Reporteros Sin Fronteras (RSF) y que este año sitúa a nuestro país en el puesto 34 entre 180 países que forman parte de la clasificación mundial de la libertad de prensa. España desciende sólo un punto respecto al año pasado, según explican en la organización, debido al deterioro que experimentó la libertad de información el año pasado en el conjunto de los países europeos.

Turquía se ha convertido en la mayor cárcel del mundo para periodistas, por delante de China, Siria, Egipto o Irán

RSF resalta en su informe que este tipo de legislaciones restrictivas con la libertad de expresión han puesto en riesgo el periodismo de investigación, la confidencialidad de las fuentes y la privacidad de las comunicaciones de los informadores.

RSF resalta que Turquía, que pugna por tener un asiento en la Unión Europea, ha sido el peor país del mundo para la libertad de prensa. “Ninguna otra nación acumula tal cantidad de ataques: un centenar periodistas encarcelados y cerca de cien medios “barridos del mapa”, miles de despidos, más de 700 carnets de prensa retirados y orden de detención para cualquier sospechoso de criticismo contra el régimen.

Siria, el país más peligroso

Durante 2016, 75 periodistas fueron asesinados ejerciendo su trabajo o a causa de su profesión. Siria fue, por cuarto años consecutivo” el país más peligroso del mundo para los periodistas sumando 19 periodistas asesinados y otros 16 secuestrados.

Tras Siria, los lugares en los que más muertes de profesionales se produjeron fueron Irak, México y Afganistán. La guerra, el terrorismo y el crimen organizado siguen siendo los principales verdugos de periodistas.

Si bien el número de periodistas asesinados, secuestrados y encarcelados durante el año pasado en el mundo descendió con respecto a 2015, para Malén Aznares, presidenta de RSF, "esto se debe a que los periodistas prácticamente ya no están sobre el terreno en los países en guerra".