Público
Público

San Fermín "Es muy difícil ser antitaurina en Pamplona"

Ángela Martínez es la secretaria de Libertad Animal Navarra, la única asociación animalista en Pamplona que pide el fin de todos los espectáculos taurinos de San Fermín, incluidos los encierros.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:

Manifestación de Libertad Animal Navarra en Pamplona, el pasado 1 de julio. EFE

Ángela Martínez Buzarra, durante la manifestación. SANTI VAQUERO

Ángela Martínez Buzarra reconoce que el apoyo en Pamplona a su causa es por ahora escaso. Es secretaria de Libertad Animal Navarra, una organización animalista nacida hace menos de un año en la capital navarra y la única que pide la abolición de los encierros de San Fermín, la fiesta popular taurina por antonomasia. El pasado 1 de julio consiguieron reunir a varios centenares de personas en una manifestación en contra de los actos taurinos que se realizan en las fiestas y este 7 de julio cambiarán el pañuelo rojo por uno negro para pedir unos "Sanfermines sin maltrato"

¿Es difícil ser animalista en Pamplona?

Sí, es muy difícil ser animalista en Pamplona, y sobre todo antitaurina. Aquí hay muchas asociaciones por la defensa de los perros y los gatos, por ejemplo, pero menos contra los toros. Hace poco se formó una, pero sólo está en contra de las corridas; y nosotros pedimos la abolición también de los encierros. En la manifestación del día 1 es verdad que vino mucha gente de Madrid o de Barcelona, pero echamos en falta mucha más gente de Pamplona. Incluso dentro de nuestras propias familias... a mi madre no le gustan las corridas, pero que no le quiten los encierros. Pesa mucho la tradición.

¿Por qué esa resistencia a los encierros, dentro también del propio movimiento animalista?

Creo que es algo que los demás ven como una tradición, como algo que han vivido desde pequeños y donde no se quieren meter. Y eso que en Pamplona no hay una tradición taurina como en otros sitios. Aquí la plaza se abre sólo por San Fermín, pero el resto del año está cerrada. También es por un tema de turismo. Tienen miedo de que si se quita el encierro la gente deje de venir. Aunque Sanfermines es mucho más que el encierro. Nosotros estamos en contra porque lo consideramos maltrato. No estamos en contra de la fiesta, pero sí en contra de la diversión a costa de los animales, en contra del maltrato, de cualquier tipo.

Y a vosotros, pamploneses también, ¿Qué os hizo cambiar de opinión?

Nosotros hemos nacido en esta tradición también, claro, y nuestros padres nos han llevado al encierro a las 8 de la mañana cuando éramos pequeños… pero después nos dimos cuenta cuando íbamos a la plaza a seguir la fiesta y veíamos lo que pasa ahí: gente que se ríe de las vacas, un animal que no sabe ni dónde está, que quiere escapar todo el tiempo. Y años más tarde un grupo de gente que nos fuimos encontrando en la calle decidimos montar la asociación.

No obstante, se han ido endureciendo las normas. Pamplona vigila los actos crueles con los toros y multa el maltrato durante las fiestas. Pero vosotros defendéis que sigue suponiendo un sufrimiento para el animal... ¿Por qué?

Sí, exactamente. Aunque es verdad que ahora hay una serie de multas para quienes empujen al toro o le pegan, nosotros vemos que siguen sufriendo. El toro desde que lo sacan de su entorno está sufriendo. Sufren estrés, pérdida de peso y durante el recorrido del encierro los toros se caen, sufren rotura de miembros, les afecta a los cuernos. El animal sufre, sólo quiere escapar.

Algunas fiestas populares, como la del Toro de la Vega, se han visto obligadas a cambiar sus normas por las presiones animalistas. ¿San Fermín es intocable o creéis que se verá obligada a cambiar también?

Yo creo que con el paso del tiempo se va a ver obligada a cambiar. Los jóvenes de hoy estamos más concienciados con la idea de que al final los animales sufren y tienen los mismos derechos. Con el tiempo tenderán a desaparecer, pero que va a costar, pues sí, porque es verdad que Sanfermines pues… son Sanfermines.

¿Veis viable que pudieran celebrarse de otro modo?

Lo cierto es que no hemos planteado aún alternativas porque, primero, la prohibición de los encierros es algo que vemos todavía un poco lejos; y segundo, porque aún no hemos tenido oportunidad de reunirnos con el alcalde. Igual se podrían sustituir los actos con toros por otras cosas, como conciertos, o por toros hinchables… De hecho, antes el día 15 a las 8 de la mañana por el trayecto del encierro solía pasar una villavesa, un autobús urbano, y los chicos la corrían delante. Ahora ponen un ciclista vestido de Indurain y lo corren… esas cosas se podrían ir haciendo. Sustituir los animales por otras cosas.