Público
Público

La Sanidad de Cospedal da citaciones para 2017 a enfermos de alto riesgo "por error"  

Varios pacientes han denunciado la excesiva lista de espera de las pruebas diagnósticas en hospitales como el de Tomelloso (Ciudad Real). La Consejería asegura que ha rectificado. La oposición denuncia que Castilla-La Mancha ha sido una de las comunidades donde más se ha recortado en la pública.

Publicidad
Media: 4.11
Votos: 9
Comentarios:

Citación para una prueba de cardiología fechada para 2017.

MADRID.- Lleva con arritmias desde el pasado julio, pero no se someterá a sus primeras pruebas cardiológicas, al menos, hasta febrero. Y eso después de una rectificación, porque en principio le habían citado para hacerse un electrocardiograma en enero de 2017. Pero Inmaculada Jiménez es sólo una de los pacientes afectados por las "excesivas" listas de espera de Castilla-La Mancha.

Tras conocerse su caso, la Consejería de Sanidad que dirige José Ignacio Echániz respondió enseguida que se debía a "un error informático". Y prometió que todos los afectados serían llamados de nuevo para adelantar sus citas al próximo mes, tal y como exige la Ley de Garantías Sanitarias (el plazo máximo para una primera cita de cualquier tratamiento no puede exceder los 20 días). Sin embargo, no ha cumplido por completo con su palabra. 

"Yo no he puesto ninguna reclamación y, sin embargo, me han llamado para adelantarme la cita", relata Jiménez, aún extrañada. Y denuncia la "mentira" del Gobierno de María Dolores de Cospedal. "En realidad, los medios publicaron una de mis citaciones, pero tenía dos", explica. La otra, para un holter (aparato que mide el ritmo cardiaco durante 24 horas), sigue siendo para febrero de 2016. 

Citación para el holter de Jiménez, para febrero de 2016.


"Estoy preocupada porque mi abuela murió de problemas coronarios y yo tengo taquicardias, pero no un diagnóstico. Y sin diagnóstico no hay tratamiento", lamenta. E insiste en el "parche" puesto por la Consejería de Sanidad. Jiménez, opositora de 33 años, es también la secretaria general del PSOE de Tomelloso (Ciudad Real), localidad a la que pertenece el hospital donde debía realizarse las citadas pruebas. "Yo no quería ningún trato de favor, sólo denunciar una situación que sigue ocurriendo: hoy una chica ha ido a pedir cita para un electrocardiograma y se la han vuelto a dar para 2017", afirma. 

"Además, el hospital de Tomelloso lleva meses sin cardiólogo y la especialista que está ahora tiene un contrato que se renueva mes a mes", asegura Jiménez, que recuerda el "intento privatizador" de Cospedal cuando llegó al Gobierno. "No lo consiguió y ahora entre los profesionales del hospital planea la idea de que lo que está intentando es generar una necesidad para que la gente termine aceptando la privatización", denuncia.

Este diario ha intentado, sin éxito, ponerse en contacto con el hospital de Tomelloso. Desde la Consejería de Sanidad, por su parte, se han limitado a reenviar un correo electrónico en el que alegan el "error informático" y explican que continúan "la labor" de buscar cardiólogo nuevo. Mientras, aseguran, un especialista en Medicina Interna atiende a esos pacientes que, "en caso de ser necesario", son derivados "a otros centros hospitalarios cercanos".

Según la socialista, en lugar de reforzar los servicios del hospital público, el SESCAM (Servicio de Salud de Castilla-La Mancha) está derivando a los pacientes, como Jiménez, a clínicas privadas (bien de la propia comunidad, bien de Madrid) para realizar las pruebas que ellos no tienen tiempo de hacer. "Eso es un gasto para la Comunidad porque, incluso si el paciente quiere, tiene derecho a pedir una ambulancia para el traslado a la clínica correspondiente", recuerda la socialista.

Su caso es de los más recientes, pero no es el único. Público ha tenido acceso a otras citaciones en las que la fecha de emisión de la misma y la de la prueba en cuestión distan en más de un año. Por ejemplo, la de un paciente que solicitó una resonancia magnética en el hospital de Ciudad Real el 9 de julio de 2014 y fue citado para el 27 de julio de 2015; u otro que solicitó una prueba de Digestivo el 14 de junio de 2014 y será atendido el 2 de junio de 2015. 

La Comunidad de los recortes

Unos 10.000 ciudadanos, según el PSOE, están en lista de espera en Tomelloso, hospital de referencia para 67.000 pacientes. "Uno de cada cinco vecinos están en lista de espera", ejemplifica Jiménez. En Ciudad Real, desde que gobierna Cospedal hay 6.323 personas más esperando una consulta; 3.874, una técnica diagnóstica; y 3.850 más, una intervención quirúrgica, según datos oficiales citados por la prensa regional. Una situación que se extiende al resto de la comunidad, donde 140.000 castellano-manchegos están en lista de espera, según la oposición.

Los últimos datos ofrecidos por partidos, sindicatos y asociaciones pro-sanidad pública revelan que el Ejecutivo de Cospedal es, tras el de José Antonio Monago en Extremadura, el que más ha recortado el gasto sanitario por habitante. Así, según la Federación de Asociaciones por la Sanidad Pública, la inversión per cápita se ha reducido desde que el PP llegó al Gobierno en 198,62 euros, pasando de 1.346,52 euros en 2010, a 1.147,90 en 2015. 

Según otro informe de CCOO, entre 2009 y 2014, el presupuesto sanitario total de la Comunidad se redujo un 18,10%, mientras que el decrecimiento medio del resto del Estado fue del 11,19%. Además, estos mismos datos ponen de manifiesto la pérdida de 2.275 empleos sanitarios durante la legislatura de Cospedal.