Público
Público

La UE debatirá este miércoles la resolución en apoyo a los afectados de la talidomida

De las al menos 200 víctimas españolas del fármaco que causó malformaciones solo han sido reconocidas 24. Hasta el día de hoy no reciben prestación alguna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Soldedad Cabezón, eurodiputada socialista y Rafael Basterrechea, vicepresidente de AVITE, en la sede del PSOE presentado la resolución en apoyo a los supervivientes de la talidomida. / PÚBLICO

MADRID.- La eurodiputada socialista Soledad Cabezón y Rafael Basterrechea, vicepresidente de la Asociación de Víctimas de Talidomida en España (AVITE), han presentado la resolución en apoyo a los supervivientes de la talidomida. Los eurodiputados discutirán el miércoles con el Consejo y la Comisión cómo asegurar desde la UE que todas las víctimas reciben apoyo.

En enero de 2017 el gobierno alemán presentará una enmienda a la Ley de la Fundación para la Talidomida con el fin de permitir que los supervivientes que hayan sido designados como tales por los tribunales puedan acceder a un fondo especial sanitario alemán. El objeto de esta resolución es aprovechar esta oportunidad para que las víctimas de España, Reino Unido, Italia, Suecia y otros países sean admitidas en ese régimen.

Mediante esta resolución como explica Soledad Cabezón se pretende que las víctimas puedan "ejercer sus derechos tanto en España como en Alemania". La situación de las víctimas españolas es particularmente complicada ya que, de los al menos 200 afectados de los que tan solo están reconocidos 24 por el Estado español, que por su parte, no lo están por Alemania. Las victimas españolas no obtienen cobertura alguna

El fallo no reconocer como víctima a quien no lo es, sino no reconocer a quien sí lo es

En la presentación de la resolución Basterrechea y Cabezón han denunciado la insuficiente actuación en favor de las víctimas que en su inmensa mayoría no son reconocidas. "El fallo no es que se reconozca como víctima a quien no lo es", explica Basterrechea, "estamos hablando de personas con un alto grado de discapacidad, la subvención siempre estaría destinada a personas que lo necesitan. El error más grave es no reconocer a las que son víctimas del fármaco".

"Grünenthal tiene que asumir su responsabilidad o no vender ni una pastilla más", afirmó Basterrechea

A ello se une la complicación de que, a pesar de que Grünenthal reconozca su culpa, el delito ha prescrito, por lo que no se le pueden exigir responsabilidades penales. Soledad Cabezón insiste que la farmacéutica, aún sin responsabilidades penales, debe participar en las conversaciones. Basterrechea va más allá y pide que el gobierno español obligue a Grünenthal indemnizar a las víctimas y que asuma su responsabilidad "o no venda ni una pastilla más". 

La responsabilidad reside en la farmacéutica por no llevar a cabo los controles necesarios, en Alemania por permitir la salida del fármaco y en España por permitir la comercialización y no frenarla cuando debió ya que el fármaco se siguió vendiendo hasta 1963. Basterrechea explicó que en los próximos días enviará la demanda a Estrasburgo ya que el plazo de entrega y correcciones finaliza a mediados de enero.