Publicado: 29.07.2015 19:15 |Actualizado: 29.07.2015 19:15

La vacuna de la varicela comenzará a administrarse en bebés a partir de 2016

Se administrará en dos dosis, una entre los doce y los quince meses, y la segunda, entre los tres y cuatro años de edad. Alfonso Alonso, ministro de Sanidad asegura que la decisión ha sido tomada siguiendo las recomendaciones de las sociedades científicas de Pediatría y vacunología.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Enfermera vacunando a un bebé./ EUROPAPRESS

Enfermera vacunando a un bebé./ EUROPAPRESS

MADRID/SANTIAGO DE COMPOSTELA.- El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado que la vacuna de la varicela comience a administrarse en niños de un año a partir de 2016, tras la modificación del calendario vacunal aprobada este miércoles en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Según ha explicado el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, al término de la reunión, la vacuna se administrará en dos dosis, una entre los 12 y 15 meses y la segunda entre los 3 y 4 años, a decidir por las comunidades, y tendrá un coste para las comunidades autónomas que rondará los 6 millones de euros al principio y ascenderá hasta los 14,5 millones de euros cuando ya se estén dando las dos dosis. Respecto a este coste, Alonso asegura que va a ser asumible para el Sistema Nacional de Salud (SNS)

"Con este acuerdo el calendario de vacunación es más común que antes", ha defendido el titular de Sanidad, que ha asegurado que la decisión obedece a la recomendación de las sociedades científicas de Pediatría y vacunología, y no a criterios politicos.



Acuerdo de las comunidades

Las comunidades autónomas han aceptado "por consenso" la propuesta del Ministerio de Sanidad de financiar la vacuna de la varicela a edades tempranas, en una primera dosis a los 12-15 meses y una segunda a los 3-4 años, y no solo a los niños de 12 años que no hayan pasado la enfermedad como hasta ahora.

Así lo ha avanzado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Sánchez Martos, tras el acuerdo alcanzado durante la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) que se celebra este miércoles, en la que uno de los puntos del orden del día era el cambio en el calendario de vacunación infantil para modificar la edad de administración de esta vacuna ante las protestas de las sociedades científicas de Pediatría.

El consejero ha asegurado que la decisión supondrá un gasto para las comunidades de unos 6 millones de euros al año, y en principio no se ha acordado una fecha límite para que lo pongan en marcha. No obstante, en el caso de Madrid el objetivo es que pueda estar en el calendario en septiembre y supondrá un gasto de 600.000 euros, por lo que "hay dinero para afrontarlo".

"Se acaba el turismo vacunal para muchos y aumenta la seguridad de los ciudadanos. Nunca hubo alerta, pero sí incertidumbre. Ahora espero que todas las comunidades respeten el acuerdo", ha defendido Sánchez Martos.

En marzo de 2013, Sanidad y las comunidades acordaron que la vacuna de la varicela estuviera en el calendario vacunal sólo para aquellos niños de 12 años que no hubieran pasado la enfermedad o en aquellos con patologías de base en los que la enfermedad supusiera un riesgo en caso de contagio. Y un año más tarde, la entonces ministra Ana Mato decidió cambiar su estatus a uso hospitalario para que no pudiera venderse en farmacias, lo que propició que las protestas de sociedades científicas y grupos políticos.

Razones "epidemiológicas y de sentido común"

Ante esta nueva decisión, el consejero madrileño ha explicado que las razones de este cambio son "epidemiológicas, de salud pública y sentido común" ya que hay comunidades como Navarra, Ceuta y Melilla que llevaban tiempo vacunando a esa edad y habían conseguido reducir el número de casos.

Con esta decisión, Sánchez Martos ha celebrado que esta decisión va a acabar con la "situación de inequidad" que se estaba produciendo, ya que, asevera "los padres no se tendrán que ir a Andorra o a Portugal" a comprar las vacunas", al tiempo que permitirá tener un control de los niños que se vacunan.

Además, ha confiado en que todas las comunidades cumplan con la decisión adoptada este miércoles pese a que algunas gobernadas por el PSOE, como Aragón, Andalucía o Castilla-La Mancha, hayan criticado al ministro por haber tomado esa decisión "en caliente" sin haber preguntado a las comunidades.

Lo que no ha dejado claro es si la vacuna estará también disponible para su venta libre a través de las oficinas de farmacia. "Se supone que es lo normal", ha asegurado, reconociendo que la decisión no depende de él, ni siquiera a nivel autonómico, sino de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Gracias a este acuerdo, los 425.000 niños que nacen cada año en España van a ser vacunados frente a la varicela, con lo cual se va a "mejorar mucho" la protección, en general, de los pequeños.