Publicado: 02.09.2015 11:25 |Actualizado: 02.09.2015 11:25

Sergio Morate reitera su inocencia ante el tribunal que debe decidir sobre su extradición

El presunto asesino pide no volver a España porque no tendría un juicio justo: "He salido en televisión todos los días y eso influye mucho". También asegura que teme al entorno de las víctimas. El fallo del juzgado se conocerá esta tarde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Morate, a su llegada a una audiencia con el juez en el Tribunal de Timisoara. EFE/Raúl Sánchez Costa

Morate, a su llegada el pasado 24 de agosto a una audiencia con el juez en el Tribunal de Timisoara. EFE/Raúl Sánchez Costa

BUCAREST.- Sergio Morate, presunto autor del crimen de Cuenca, se declaró hoy inocente ante el juez del Alto Tribunal de Casación y Justicia de Rumanía, en Bucarest, que deberá pronunciarse en las próximas horas sobre su extradición a España.

"Me opongo al dictamen de la extradición porque no existen pruebas", resaltó Morate ante el magistrado Iulian Dragomir, quien escuchó una respuesta afirmativa del sospechoso a la pregunta de si se considera inocente.

No obstante, Dragomir advirtió de que solo la Justicia española tiene la potestad de aclarar si hay pruebas contra el acusado en este caso, y no la rumana.

Morate volvió a alegar que se celebraría un proceso injusto en España debido a la mediatización de la investigación que se está llevando a cabo sobre el doble asesinato.



"He salido en la televisión todos los días y eso influye mucho", aseveró.

También aseguró que su teléfono "está pinchado". "Todo lo que he hablado con mi madre ha salido al día siguiente en la televisión", precisó.

Asimismo, Morate transmitió al juez que dispone de suficientes recursos económicos para vivir tranquilamente en Rumanía.

Se prevé que el citado tribunal, la más alta instancia judicial del país balcánico, tome una decisión definitiva sobre la extradición de Morate a España este mismo miércoles, probablemente por la tarde.

Tras el dictamen, el acusado, que fue trasladado a Bucarest anoche, deberá regresar a la ciudad de Timisoara, en el oeste del país, donde cumple la prisión preventiva que se le ha dictado hasta el 22 de septiembre.

En caso de que el tribunal de Bucarest ratifique la extradición, la policía española dispondrá de unos diez días para proceder a su traslado.

El supuesto autor del crimen de Cuenca fue capturado el pasado 13 de agosto en Lugoj, una localidad de casi 50.000 habitantes, por una orden europea de arresto dictada por la justicia española.

En estos momentos, el Seat Ibiza verde, con el que viajó hasta Rumanía, se halla precintado en la comisaría de Lugoj a la espera de que los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional analicen el coche y se lo lleven a España.

Se sospecha que Morate salió de España por la frontera de Portbou, en Girona, con su propio vehículo, el mismo día en el que desaparecieron Laura del Hoyo y Marina Okarynska y en que supuestamente las asesinó.