Público
Público

Soledad Gallego-Díaz se une al reducido grupo de mujeres directoras de periódicos

Apenas un puñado de mujeres periodistas, como Ana Pardo de Vera ─directora─ y Virginia P. Alonso ─codirectora─ en 'Público', están al frente de un medio de comunicación.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Soledad Gallego-Díaz en una imagen de archivo.

Soledad Gallego-Díaz se convertirá en la primera directora de El País desde su fundación, en 1976. La periodista y analista política, que sustituirá a Antonio Caño, se unirá al pequeño e inusual grupo de mujeres en puestos de mando y, en concreto, al frente de un medio de comunicación.

Gallego-Díaz ha estado vinculada a El País desde sus primeros años. En la actualidad forma parte del comité editorial del periódico y antes fue  corresponsal en Bruselas, París, Londres, Buenos Aires y Nueva York. Ahora está a la espera de una votación consultiva de la redacción para, tras desempeñar las tareas de subdirectora, directora adjunta y defensora del lector, poder ser directora.

El cambio en El País es una excepción que confirma que los techos de cristal siguen todavía muy altos. Apenas un puñado de mujeres periodistas tienen el poder en un periódico. El de Público es un caso singular, con dos mujeres al frente: Ana Pardo de Vera, primera mujer en ser directora de un diario político generalista; y Virginia P. Alonso, codirectora. 

A ellas se unen unos pocos nombres más. Como el de Montserrat Domínguez, directora de El Huffington Post; Encarna Samitier, 20 minutos; Magda Bandera, La Marea; Cristina Fallarás tras su paso por la dirección de Diario 16Ana Isabel Pereda, ExpansiónAna Isabel Cordobés, Cuarto Poder; Ángeles Rivero VelascoLa Nueva España; Esther Vera i Garcia, diario Ara; Magdalena Trillo, Granada Hoy;  Carmen Merelas, La Opinión A Coruña; Laura Espinar, Lanza; Inés Artajo, Diario de Navarra; Consolación Madruga, ElBoletin.com; o Inmaculada Sánchez, directora de El Siglo.

“No hay mujeres al frente de los medios porque no hay mujeres al frente del poder”, denunciaba Pardo de Vera en una charla organizada por La Cueva, el programa de radio de la Universidad Complutense. Los datos son demoledores: a partir de redactores jefes en los medios impresos, de directores de programa en los audiovisuales y de directores en los digitales, el porcentaje de hombres duplica al de mujeres, según los últimos datos del Informe Anual de la Profesión Periodística de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).

Además, el estudio evidencia que ellas suponen el mayor número de paradas, son las que trabajan más como autónomas, son las que menos contratos fijos tienen y las que cuentan con los salarios más bajos. La igualdad entre hombres y mujeres en este país y, concretamente en el oficio de periodista, sigue siendo una farsa.