Publicado: 27.09.2016 19:23 |Actualizado: 27.09.2016 19:23

SOS Racismo Madrid denuncia amenazas de muerte contra su presidente a través de Twitter

Por segunda vez en menos de tres meses, Mohamed Gerehou "ha sido objeto de graves insultos y amenazas de índole racista" a través de esta red social. La organización ha lamentado que en España el sistema "no garantiza justicia ante el racismo".

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Foto de perfil de Mohamed Gerehou en Twitter.

Foto de perfil de Mohamed Gerehou en Twitter.

MADRID.- El presidente de SOS Racismo Madrid, Mohamed Gerehou, ha denunciado este martes que ha recibido amenazas de muerte a través de la red social Twitter y ha lamentado que en España el sistema "no garantiza justicia ante el racismo".

En una nota de prensa, SOS Racismo Madrid ha señalado que, por segunda vez en menos de tres meses, Mohamed Gerehou "ha sido objeto de graves insultos y amenazas de índole racista a través de Twitter".



"A pesar de haber interpuesto una denuncia ante la Brigada de Investigaciones Tecnológicas de la Policía Nacional por los mensajes contra su persona recibidos a mediados de julio, los mensajes no sólo se han repetido, sino que ahora son si cabe aún más graves, pasando a amenazas directas contra su vida", añade.

Mientras en julio algunos usuarios de la red social simularon su "subasta" como esclavo, en esta ocasión el activista y periodista ha recibido tuits con imágenes de balas, un cadáver y un arma acompañados de mensajes como "Oye simio de mierda, eres el próximo en la lista. Abandona España o comienza a despedirte de tu familia, negro basura".

El presidente de SOS Racismo Madrid ha comentado este martes a través de Twitter que hace tres meses denunció un caso similar "que apenas ha avanzado", pero esta vez ha decidido no hacerlo por el momento porque considera que "tenemos un sistema que no garantiza justicia ante el racismo".

En el comunicado, SOS Racismo Madrid ha lamentado "la ausencia de mecanismos efectivos de denuncia en el Estado español" que, en su opinión, "no sólo limita las posibilidades de que las víctimas denuncien, sino que genera una situación de impunidad, favorece la exacerbación de los discursos racistas y xenófobos, y favorece el incremento de delitos de odio".

"La ausencia de una acción decidida de repulsa y persecución por parte de las instituciones se liga a cierta tendencia a negar la gravedad de estos delitos en una sociedad, la española, que, como ya sucedió en el pasado con otros fenómenos como puede ser la violencia machista, cierra los ojos a la evidencia de la existencia de actitudes racistas y xenófobas en su seno", apunta.

Por ello, la organización ha instado a la Fiscalía para Delitos de Odio a actuar de oficio en el caso de Mohamed Gerehou y a establecer "mecanismos claros de denuncia de delitos y de protección a las víctimas".