Publicado: 29.04.2015 10:14 |Actualizado: 29.04.2015 10:14

Una española muere asesinada a tiros en Nueva York

Las causas del suceso se desconocen, la mujer de 36 años trabajaba como gerente de un refugio para personas sin hogar en una localidad al norte del condado del Bronx.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
La zona fue acordonada poco después de que se cometiera el asesinato./ Ken Murray (New York Daily News) vía El Día de Valladolid

La zona fue acordonada poco después de que se cometiera el asesinato./ Ken Murray (New York Daily News) vía El Día de Valladolid

VALLADOLID.- La vallisoletana Ana Isabel Charle de 36 años fue asesinada el pasado lunes al norte del condado del Bronx, en Nueva York, después de recibir varios disparos por parte de un hombre de 39 años que fue detenido poco después por la Policía, según publica en su edición de este miércoles el Día de Valladolid que se hace eco, a su vez, de una información publicada por el periódico Daily News.

Ana Isabel Charle era gerente de un refugio para personas sin hogar muy cercano al lugar en el que se cometió el asesinato, en el cruce entre la calle 237 y la avenida Bullard, en Wakefield, una localidad de unos 80.000 habitantes. El lugar del asesinato también está próximo a unas vías de tren y al río Bronx.

Según informaron las autoridades locales, el incidente tuvo lugar poco antes de las 18.00 horas del lunes. Los testigos presenciales señalaron que primero escucharon un disparo, después algunos más y un último tiro de gracia en la cabeza que sería con el que el principal sospechoso remató a la víctima en el suelo.



La información del Día de Valladolid recoge que las mismas personas aseguraron al Daily News que posteriormente vieron salir a un hombre corriendo hasta un lavadero de coches, donde fue detenido por la Policía. Se trata de West Spruill, de 39 años, que tenía en su mochila una pistola del calibre 40. De hecho, las autoridades le acusan del asesinato y de tenencia ilícita de armas.

Charle estaba viva cuando la trasladaron al Centro Médico Montefiore, pero los médicos no pudieron hacer nada por ella.

Hija de un anestesista jubilado que trabajó en la sanidad pública de Valladolid, la vallisoletana era una chica extrovertida que había hecho prácticamente su vida en Estados Unidos. Allí se desplazó después de acabar sus estudios. Ella vivía en el condado de Queens, a 14,1 millas (22,6 kilómetros) de su puesto de trabajo.

Trabajaba en Project Renewal, una organización benéfica que tiene como objetivo "acabar con la falta de vivienda mediante la formación de hombres, mujeres y niños para renovar su vida con salud, hogares y puestos de trabajo". Este centro emitió ayer mismo un comunicado en el que aseguraba que sus condolencias, pensamientos y oraciones están con la familia de Charle, una persona que daba "el 110 por cien" en su trabajo.

El Daily News recoge los testimonios de compañeros de trabajo de la víctima y de su entorno cercano. Todos coinciden en que era una persona "maravillosa" que siempre estaba sonriendo.

La noticia cayó como un jarro de agua fría entre la familia que Charle tiene en Valladolid. Parte de ella inició ayer mismo el viaje a Nueva York para enterarse con detalle de todo lo ocurrido y para hacerse cargo del cadáver.