Público
Público

Susana Díaz pide un pacto "de verdad" en cuatro meses contra la violencia machista

"Zapatero se adelantó; otros han actuado a ralentí, y ahora toca volver a impulsar ese gran acuerdo nacional con recursos y convenios", reclama la presidenta andaluza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, en Málaga en el acto de entrega de los premios Clara Campoamor. EFE/Jorge Zapata

La presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha pedido este sábado que no se culpe a las mujeres de la violencia machista sino a "todos de no haber hecho lo suficiente", y ha reclamado que en los próximos cuatro meses se trabaje en un pacto "de verdad" para erradicar esta lacra.

Díaz, que ha intervenido en Málaga en el acto de entrega de los premios Clara Campoamor, ante unas 1.000 personas, ha recordado que son "900 las asesinadas por el hecho de ser mujer porque no vamos a poner el contador a cero", y ha dicho que "ya está bien, está sociedad tiene una responsabilidad" ante "el terrorismo machista".

Díaz ha señalado que en la subcomisión del Congreso sobre violencia de género se deben abordar medidas penitenciarias, judiciales, laborales, sanitarias, educativas y de prevención. El objetivo debe ser que en cuatro meses "este país se levante en un grito unánime, ha dicho, de que no tienen sitio entre nosotros aquellos que maltratan a las mujeres" por el hecho de serlo.

Díaz ha asegurado que los políticos tienen la "responsabilidad" de dejar de "dar dilaciones" a este problema. Ha pedido colaboración al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en este asunto, para que en los próximos dos meses los integrantes de la subcomisión aborden las medidas necesarias y en los siguientes se reúnan los presidentes autonómicos, los alcaldes y representantes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

La Ley de Violencia de Género impulsada por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero fue "pionera" y un "referente en el mundo", pero "en los últimos seis años de la derecha se han creído que la inercia la lleva sola" y "no es verdad, hay que poner recursos y devolver a los ayuntamientos competencias para que puedan seguir gestionando la primera barrera de la igualdad", ha advertido.

La presidenta andaluza ha propuesto que se devuelvan las competencias a los ayuntamientos para que puedan "seguir gestionando la primera barrera de la igualdad", ya que de lo contrario las mujeres de las zonas rurales tienen dificultades de acceso a los servicios. Además, ha sostenido que en materia de Justicia "se tiene que hacer más" y dotarla de recursos y personas con formación y sensibilidad porque un caso de violencia machista "no puede ir a la cola de un juzgado como si fuera un conflicto más de dos vecinos por una linde".

También ha animado a avanzar en el ámbito educativo para que los niños se eduquen en igualdad y respeto y en el ámbito sanitario, al que recurren muchas mujeres que temen que aparezca en la factura de teléfono el número de los cuerpos de seguridad.

"Zapatero se adelantó; otros han actuado a ralentí, y ahora toca volver a impulsar ese gran acuerdo nacional con recursos y convenios", ha afirmado.

Brecha salarial

Como segundo reto, Díaz se ha referido a la brecha de la desigualdad asociada a las mujeres. "Si se trabaja lo mismo y cobra menos algo estamos haciendo mal", ha afirmado. Ha precisado, no obstante, que se ha avanzado "muchísimo" pero "hay dificultades, que se llaman egoísmo y avaricia". "Lo que ha pasado con la crisis es que han gobernado para que saliesen mejor los de siempre y la reforma laboral ha sido el instrumento que han utilizado, ese que vamos a derogar sí o sí", ha dejado claro.

En este punto, ha vuelto a criticar que la reforma laboral "es cruel" y ha dicho que "estamos radicalmente en contra" porque "la han hecho para llevarse la dignidad en el empleo", ha explicado Díaz.

Por otro lado, se ha referido un tercer reto como es la defensa de que "una mujer cuando quiera sea madre". Para la secretaria general del PSOE-A, "la maternidad no puede ser un lujo", y ha abogado por facilitar la conciliación laboral y familiar.