Publicado: 14.01.2017 10:27 |Actualizado: 14.01.2017 15:06

El temporal por nieve y viento pone en alerta al norte de España

También otras provincias, como Baleares, se verán afectadas

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Los quitanieves trabajan sin descanso durante el temporal de nieve en Navarra. EFE

Los quitanieves trabajan sin descanso durante el temporal de nieve en Navarra. EFE

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) alerta este fin de semana por nieve y fuertes vientos en tierra y costeros, en diversas zonas de la península, en especial en la zona norte.

Se prevén nevadas que afectarán con mayor intensidad al Pirineo, donde podrán acumularse hasta 20 cm de espesor, y a zonas de Asturias, Cantabria, Castilla y León (en especial a Burgos y Soria), Navarra, País Vasco y Catalunya (Lleida). Las cotas se situarán entre 400-600 metros.

Aragón, Rioja y Baleares (Mallorca: sierra de Tramontana), también se verán afectadas por la nieve, aunque con menor intensidad. El domingo, la situación tenderá a remitir y continuará afectando a zonas del norte peninsular.

Por otra parte, soplarán fuertes rachas de viento que podrán alcanzar 100 km/hora en Huesca, Lleida, Tarragona, Castellón y Baleares. Con menor intensidad, este sábado los vientos afectarán también a Castilla y León y la Comunidad de Madrid.

Se prevén vientos costeros en las costas gallegas, cornisa cantábrica, Catalunya y archipiélago balear. El domingo afectarán a la costa catalana y valenciana así como a las islas baleares.

Es muy probable que a partir del martes 17 haya un cambio de situación, con entrada de flujo del nordeste de origen continental, más seco y frío, que dará lugar a un episodio de temperaturas muy bajas en la Península y Baleares, que se mantendrá, al menos, hasta el viernes 20.

Según los datos de Dirección General de Tráfico (DGT) disponibles en su página web a las 13 horas, había siete puertos de montaña con tramos cortados -tres en la Rioja, otros tres en Cantabria y uno en Álava- y cerca de una veintena más con circulación complicada, en los que está prohibido el paso de camiones y autobuses y es obligatorio el uso de cadenas.