Publicado: 13.09.2016 10:23 |Actualizado: 13.09.2016 17:53

El Toro de la Vega no es lanceado, pero sí ha sido sacrificado

En los prolegómenos del festejo se han producido los primeros altercados entre los defensores de este festejo taurino y los detractores del mismo, que se han saldado con dos animalistas heridos.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Celebración del Toro de la Vega. AFP

Celebración del Toro de la Vega. AFP

El Toro de la Vega (que se celebra hoy por primera vez como Toro de la Peña) es el primero en no morir lanceado por los habitantes de Tordesillas, pero el animal ha seguido sufriendo y al final ha sido sacrificado tal y como establecía la ley para las reses utilizadas en festejos taurinos.

De forma previa al acto, una  manifestación ha recorrido esta mañana las calles del municipio vallisoletano de Tordesillas para defender el acto, prohibido el pasado mes de junio por la Junta de Castilla y León. Además, dos animalistas han resultado heridos como resultado de los altercados producidos entre los defensores de este festejo taurino y sus detractores.



El municipio ha retado a la Junta y ha salido a defender lo que ellos consideran una tradición centenaria y una fiesta donde prima la "democracia y el respeto", como han clamado los vecinos.

Dos horas antes de la suelta del toro, en un festejo que ha tenido que modificar sus reglas ya que no se podrá dar muerte al animal a lanzadas, miles de personas han defendido su libertad para dar muerte al morlaco a las afueras de la localidad.

El presidente de la asociación Veterinarios Abolicionistas, José Enrique Zaldívar, ha comentado que aún no habiendo muerte, el animal sufre un daño tanto físico como emocional. Los toros, comenta, son "animales gregarios" que se componen en manadas y que, cuando se les separa, experimentan niveles de estrés y miedo. También asegura que los toros son animales con fibras musculares de contracción rápida que no están acostumbradas a grandes esfuerzos.

En este sentido, explica que en casos como el del Toro de la Vega, el desgaste físico "es alto" ya que existe un aumento de la frecuencia respiratoria. De hecho, destaca que en este año han registrado casos de muertes de animales durante los encierros.

También la portavoz del partido animalista PACMA, Laura Duarte, ha avisado de que la eliminación de la muerte pública del Toro de la Vega solo es aparente, ya que horas más tarde, el animal ha sido conducido a una finca cercana donde se le ha dado muerte.

Dos grupos animalistas, la Fundación ProVegan y la Asociación Capital Animal, han propuesto acoger a Pelado, el toro que correrá hoy en Tordesillas, en un 'santuario' para animales una vez finalizado el encierro.

La Fundación se había comprometido a trasladar al astado desde la localidad vallisoletana a las dependencias del santuario con el fin de "garantizar para él una vida digna hasta que, de manera natural, ésta llegue a su final", según informa. Sin embargo, el final ha sido diferente.

Las asociaciones animalistas, que durante años se han manifestado en contra de esta fiesta, no han protestado hoy en Tordesillas, como sí han hecho cientos de personas, que exigían la abolición completa del festejo.

La presidenta de la asociación antitaurina 'El maltrato no es cultura', Marta Esteban, ha explicado que son las autoridades policiales "las que deben actuar" en caso de que hubiera algún tipo de maltrato. Del mismo modo, Esteban ha explicado que si se sobrepasara la ley, se interpondría "la denuncia pertinente". Su organización ya ha interpuesto una denuncia al Patronato del Toro de la Vega por pedir al pueblo de Tordesillas que se "rebelara" y emprendiera "la desobediencia civil".