Público
Público

Los trabajadores del Samur amenazan a Carmena con la huelga indefinida ante la falta de personal

Los sindicatos CCOO, UGT y CSI-F convocan paros parciales los días 17, 18 y 22 de diciembre y acusan de "pasividad" al Ayuntamiento, que reconoce el problema pero culpa a la 'ley Montoro' de la imposibilidad para hacer nuevas contrataciones

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Personal del Samur durante un simulacro de emergencia en Madrid.- EFE

@JairoExtre

MADRI.- Los sindicatos CCOO, UGT y CSI-F han convocado paros parciales en el Servicio de Asistencia Municipal de Urgencia y Rescate, conocido como Samur debido a "los continuos incumplimientos en materia de plantilla" por parte del Ayuntamiento de Madrid y amenazan con recurrir a la huelga indefinida si el consistorio no actúa de forma urgente para paliar la falta de personal que llevan denunciando desde que Manuela Carmena llegó a la alcaldía, hace un año y medio aproximadamente.

En concreto, los sindicatos han fijado paros parciales el 17 de diciembre, desde las 22.00 horas hasta las 2.00 horas del día 18, y el 22 de diciembre, de 12.00 horas a 14.00 horas y de 18.00 horas a 20.00 horas, explican en un comunicado en el que también advierten al Ayuntamiento y al Delegado del Área de Gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, de que esta convocatoria "no es sino el inicio de acciones que podrán llegar hasta la convocatoria de huelga indefinida si no son adoptadas medidas reales y tangibles que resuelvan el problema".

Los trabajadores critican la "pasividad" del Gobierno municipal en lo que entienden que es un "problema heredado" de la época de Ana Botella al que Manuela Carmena "tiene que poner solución rápidamente". Según explica Juan Carlos Moreno, de CSI-F, durante el mandato de la anterior alcaldesa se produjeron recortes de presupuesto que consistieron en no cubrir las plazas vacantes  por jubilaciones y otros ceses en un servicio básico para la ciudadanía.

Creen que son necesarios entre 120 y 150 trabajadores más y advierten de que tardan medio minuto más en reaccionar a una emergencia

"La falta de efectivos pone en peligro la eficacia de un servicio público que vive en situación de emergencia continua y sobrevive gracias a los múltiples esfuerzos de la plantilla", aseguran los sindicatos, que también critican "el mal uso que se hace del altruismo de los voluntarios de protección civil", utilizados "como si de una situación de catástrofe permanente se tratara".

El Samur cuenta con 700 trabajadores aproximadamente, repartidos en 22 bases por toda la ciudad y unos 190 vehículos. Sin embargo, la falta de personal ha provocado que aumente el tiempo de reacción ante una emergencia. Moreno calcula que ahora se tarde alrededor de medio minuto más en llegar hasta los lugares, un tiempo que puede resultar ínfimo para cualquiera pero que es crucial en situaciones de emergencia grave, apunta.

El Ayuntamiento culpa a la 'ley Montoro'

Fuentes del área de Seguridad y Emergencias del consistorio reconocen que se han mantenido múltiples reuniones con el Samur y otros cuerpos municipales desde que se formó el nuevo Ayuntamiento y que comparten el diagnóstico de los trabajadores. "La plantilla debería aumentar y reconocemos el problema del envejecimiento del personal, porque Protección Civil lleva funcionando 25 años. La tasa de reposición no se ha ido cumpliendo en la anterior legislatura y la plantilla ha ido mermando", explican desde el Ayuntamiento.

No obstante, ponen en valor la incorporación de 70 profesionales el pasado verano y el incremento de horas extra, ya presupuestado para 2017 por valor de 1,8 millones de euros frente a los 277.000 euros del pasado ejercicio. "Lo hemos hecho con pura ingeniería, porque la ley Montoro (Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, de 2013) supone una limitación estructural para la contratación", se excusa el consistorio.

Los sindicatos valoran la incorporación de esos 70 profesionales, aunque no son suficientes y aseguran que aún faltan algunas de esas incorporaciones, pero recuerdan que sólo han servido para cubrir el importante agujero de las sustituciones de verano. Respecto a la horas extra, Moreno afirma que ese aumento es una clara prueba de que el problema es estructural y que las plantillas no pueden seguir asumiendo tantas horas de trabajo por la importancia del servicio en cuestión. Según los cálculos de las centrales sindicales hacen falta entre 120 y 150 trabajadores más para que el servicio siga prestándose como hasta ahora.

"Intentamos que la contratación aumente y que haya un plan de incorporaciones para los próximos cuatro años", afirman fuentes municipales, que respetan la convocatoria de huelga y llaman a la tranquilidad de los ciudadanos en caso de que se convoque un paro indefinido, ya que los servicios como éste tienen un reglamento específico de huelga y unos servicios mínimos que no ponen en riesgo la atención de emergencias.