Público
Público

Transfobia La caravana de Hazte Oír sale a la calle de nuevo y es multada por la Policía Municipal

Si al final hay sanción, la recurrirán, ha avanzado Ignacio Arsuaga, presidente de la formación ultraconservadora, quienes han mantenido el mismo mensaje que el del autobús de la polémica pero añandiendo cuatro interrogaciones. 

Publicidad
Media: 2
Votos: 3
Comentarios:
/TWITTER

El nuevo vehículo que recorrerá las ciudades españolas /EFE

La autocaravana que forma parte de la campaña de Hazte Oír contra la transexualidad ha salido este mediodía a recorrer las calles españolas. Nuevo vehículo y lema mínimamente cambiado. Tan solo cuatro signos de interrogación: ¿Los niños tienen pene? ¿Las niñas tienen vulva? Por esta razón la Policía Municipal les ha denunciado por contravenir la ordenanza de publicidad. Así lo anunciaba el presidente de la plataforma ultraconservadora, Ignacio Arsuaga: "Nos acaba de denunciar la Policía Municipal. Nos acusan de violar la ordenanza municipal de Publicidad, que en el artículo 2 prohíbe los vehículos que lleven publicidad". Si al final hay sanción, la recurrirán, ha avanzado.

Arsuaga ha respondido al Policía que les ha parado en la plaza de Cibeles citándole el artículo 1,3 de la misma Ordenanza que, según ha asegurado, permite que las organizaciones sin ánimo de lucro puedan "lanzar campañas de concienciación en vehículos" como es ésta.

La polémica campaña de corte homófobo sigue después de que un juez de Madrid prohibiera circular al autobús de la polémica y de que la asociación amenazada -y cumpliera- con sutituirlo por otro. El presidente de la formación ultraconservadora, Ignacio Arsuaga, se quejaba de que "la Inquisición gay haya impuesto su dictadura". "Decir hoy en España que 1+1=2 está prohibido" y ha afirmado que decir que "los niños tienen pene" es solo un "hecho de la biología" y eso es lo que quiere que "aprendan" sus hijos.

Autobús de la organización ultracatólica Hazteoir retenido en un aparcamiento de la localidad madrileña de Coslada. /EFE

Autobús de la organización ultracatólica Hazteoir retenido en un aparcamiento de la localidad madrileña de Coslada. /EFE

No obstante, se ha felicitado porque la polémica ha servido para demostrar que su campaña es "absolutamente acertada", ya que ha dejado en evidencia "el carácter totalitario del lobby LGTB, del establishment"

El juez de Instrucción número 42 de Madrid ha acogido la petición de la Fiscalía aunque ha descartado su tesis de que los eslóganes que exhibía fueran constitutivos de un delito de incitación al odio, aunque sí denigran a los menores transexuales.

Por ello, ha prohibido su circulación mientras siga rotulado con las frases: Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo, ya que discriminan a los que "que ejercitan su identidad sexual de forma diferente a la heterosexual, que la entidad Hazte Oír defiende como única".

Según el juez, discriminan a los que "que ejercitan su identidad sexual de forma diferente a la heterosexual, que Hazte Oír defiende como única"

Ante estos argumentos, la asociación ultracatólica ha optado por cubrir el eslogan con un "vinilo gigante" que portará otros mensajes "muy llamativos" en contra de la "ideología de género". Ya han anunciado acciones contra la resolución judicial, entre las que destaca una "campaña masiva" de recogida de firmas y una manifestación en defensa de la libertad de expresión.


Con ello, espera que este viernes el autobús, en el que han invertido "bastantes miles de euros", pueda volver a circular otra vez por las calles, si bien el Ayuntamiento de Madrid les ha avisado de que estará "atento" a los nuevos mensajes y de que, llegado el caso, actuará con la misma firmeza que en la primera ocasión.

El consistorio ha considerado además una "buena idea" la propuesta del PSOE para que los vehículos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) realicen una campaña compensatoria que reconozca el derecho y la dignidad de los menores transexuales.

La plataforma ultracatólica ha informado además de que se querellará contra el ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, el diputado de esta formación Íñigo Errejón, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el dirigente popular Javier Maroto.

"El PP está pagando a Hazte Oír los servicios prestados"

Paralelamente, COGAM, el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid, ya ha anunciado que se personará como acusación popular. La polémica ha suscitado un día más numerosas reacciones, como la del portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo quien, sin entrar a evaluar la resolución judicial, ha afirmado que el Ejecutivo apuesta "por la libertad, la inclusión y por el respeto a las diferencias".

La plataforma ultracatólica se querellará contra Pedro Sánchez, Pablo Echenique,  Íñigo Errejón, Cristina Cifuentes, y Javier Maroto

Sin embargo, Podemos y PSOE han pedido al Gobierno que retire con urgencia la declaración de utilidad pública de la que goza la asociación desde 2013, cuando así se la concedió el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

La portavoz socialista de Igualdad, Ángeles Álvarez, cree que Hazte Oír no cumple ninguno de los requisitos legales para serlo, pero el PP "está pagando a Hazte Oír los servicios que le prestó estos últimos años, cuando sacó a la calle a miles de personas" en contra de la ley del matrimonio homosexual o del aborto.

Podemos también quiere evitar que una entidad que ha hecho de "la incitación al odio su principal actuación" mantenga los beneficios de las asociaciones declaradas de utilidad pública, entre ellos la desgravación fiscal, y por ello ha presentado una iniciativa en el Congreso. Su secretario de Organización, Pablo Echenique, ha añadido que Hazte Oír, fundada por "un primo de Rodrigo Rato", no sólo "es fundamentalismo, sino una organización cercana al PP".

Más prudentes han sido las asociaciones de jueces, salvo la progresista Jueces para la Democracia, cuyo portavoz, Ignacio González, cree que los mensajes están amparados por la libertad de expresión, "aunque no nos gusten". Desde la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), María Jesús del Barco ha dicho que se trata de un proceso que está "muy al inicio" que afecta a derechos "muy delicados".

Raimundo Prado, de la Francisco de Vitoria, ha expresado su respeto por todas las resoluciones judiciales, "siempre que estén motivadas adecuadamente", como en este caso, mientras que Concepción Rodríguez, del Foro de Judicial Independiente, ha destacado que el derecho penal es "de aplicación restrictiva, sin interpretaciones extensivas, aunque a veces no nos guste".

Mientras está por ver si vuelve a transitar el autobús, la consellera catalana de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, ha reiterado que le pondrán "las máximas dificultades" si consigue llegar a Cataluña.