Público
Público

Traslado Sijena El hermano del ministro Méndez de Vigo es el vicepresidente de la orden propietaria del monasterio de Sijena

Tanto el portavoz del Gobierno como su hermano Pedro y su padre Íñigo, figuran en la lista de condecorados por la orden como Caballeros de Honor y Devoción en la Orden de Malta. El Gobierno se defiende: recurrieron el traslado pero e juez no aceptó.

Publicidad
Media: 3.62
Votos: 13

La llegada al monasterio de Sijena las parte de las piezas en 2016. EFE

El hermano del ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo es el vicepresidente de la Orden de Malta en España, propietaria del Monasterio de Sijena, según explicó ayer el profesor de Historia de Arte Antiguo y Medieval de la Universidad de Lleida Francesc Fité en RAC1.

"Hay algo grave, y es que un patrimonio público español como es el de cualquier museo de Catalunya y España que está perfectamente conservado, se lleve a una colección particular. Y, es más, el presidente de la Orden de estas monjas es el hermano de Méndez de Vigo", dijo el profesor en la radio catalana.

Además, también aseguró que tanto el ministro como su hermano Pedro y su padre Íñigo, figuran en la lista de condecorados por la orden como Caballeros de Honor y Devoción en Obediencia del Soberano Orden Militar de San Juan de Jerusalén, Rodas y Malta.

El Gobierno, sin embargo, se defiende de las acusaciones del independentismo catalán, restando importancia al parentesco del portavoz del Ejecutivo con la todopoderosa Orden de Malta: se recurrió el traslado, argumentan, pero el juez no quiso posponerlo.

La historia de las piezas trasladadas

Las piezas que han traído una polémica inédita en plena campaña electoral catalana son esculturas de alabastro de Gabriel Joly y tablas policromadas con más de tres siglos de antigüedad. El conflicto por su localización comenzó entre los años 80 y 90 del siglo pasado, cuando las hermanas sanjuanistas de la Orden de Malta, propietarias del cenobio, vendieron 97 obras de arte religioso del Monasterio de Sijena a la Generalitat de Catalunya.

Se interpuso una demanda contra las monjas de la orden en el año 2012 por el gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Sijena, acusándoles de haber vendido las piezas del monasterio. En la demanda, también estaba incluida la Generalitat y al Museo Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) por haberlas comprado. Al no presentarse ningún representante de la orden al juicio, fueron declaradas "en rebeldía procesal".

Así lo explica con detalle, en un hilo de Twitter, la asociación Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa), que lucha a favor del patrimonio cultural y en contra de la especulación:

Tanto la Generalitat como el MNAC fueron condenados a devolver las obras (y así lo hicieron en 2016, aunque devolviendo parte de la colección)

En la sentencia del año 2015, la jueza María del Carmen Aznar las exculpó del delito y les perdonó los costes. Aznar tampoco obligó a devolver el dinero que habían recibido por la venta de las obras pero tanto la Generalitat como el MNAC sí que fueron condenados a devolver las obras (y así lo hicieron en 2016, aunque devolviendo parte de la colección).

En pleno proceso judicial en el año 2013, la orden de Malta cedió al Gobierno de Aragón la potestad para reclamar la devolución de las obras. Actualmente, la orden es propietaria del monasterio pero, desde 1985, lo tiene alquilado a las monjas de la orden de Belén, que se desvinculan del conflicto.

Una familia protagonista

Pedro Méndez de Vigo siguió la trayectoria de su padre a nivel profesional y ha realizado la carrera militar. Concretamente, es coronel de caballería del Ejército de Tierra y el año 2015 fue nombrado director del gabinete técnico del Secretario de Estado de Defensa.

Un cuñado de Méndez de Vigo es uno de los ultras que el 11 de Septiembre de 2013 asaltaron el Centro Cultural Blanquerna, y que el Tribunal Constitucional dejó en libertad hace pocas semanas.

Tras recibir el requerimiento judicial por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, dio la orden, hace dos semanas, de retornar las 44 piezas al Monasterio de Villanueva de Sijena e indicó a la Generalitat a no recurrir la decisión judicial.

El ministro ha podido tomar esta decisión desde la aplicación del polémico artículo, por ser actualmente el responsable provisional del Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya.