Publicado: 26.01.2016 11:00 |Actualizado: 26.01.2016 15:55

El Supremo condena a dos años al capitán del 'Prestige' y abre la puerta al pago de las indemnizaciones

Los magistrados revocan en parte la sentencia que en su momento dictó la Audiencia Provincial de A Coruña y que habían recurrido tanto la Fiscalía como la Xunta de Galicia.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Imagen aérea del petrolero Prestige partido en dos. EFE

Imagen aérea del petrolero Prestige partido en dos. EFE

MADRID.— El Tribunal Supremo ha condenado a dos años de cárcel al capitán del Prestige, el petrolero que se hundió frente a las costas gallegas en noviembre de 2002 causando el mayor desastre medioambiental de la historia de España, una marea negra de 2.000 kilómetros que llegó incluso a las costas francesas. El Alto Tribunal revoca así la sentencia de la Audiencia de A Coruña dictada en noviembre de 2013 sobre el caso. 

La sentencia del Supremo, que adelantó la cadena SER, condena a dos años de prisión al capitán del barco, Apostolos Mangouras, por un delito imprudente contra el medio ambiente en su modalidad agravada de deterioro catastrófico. Mangouras tardó tres horas en aceptar el remolque del buque después de haber sufrido el accidente que le hizo perder fuel.



La Audiencia de A Coruña únicamente había condenado a Mangouras a nueve meses de prisión por un delito de desobediencia al no atender a las órdenes de las autoridades españolas respecto al remolque del buque. Esa condena se sustituye ahora por la de delito medioambiental que conlleva dos años de cárcel y 12 meses de multa a razón de 10 euros diarios.

Pero lo importante no es tanto la condena de Mangouras, como que la resolución abre la puerta a la responsabilidad civil directa de las aseguradoras, que asciende a cifras millonarias, circunstancia que había sido obviada por la Audiencia Provincial de A Coruña en su sentencia.

La sentencia del Supremo, de la que ha sido ponente la juez Ana Ferrer, conlleva la responsabilidad civil directa, con el mismo alcance, de la aseguradora del buque, otra subsdiaria y del FIDAC (fondos internacionales de indemnización de daños debidos a la contaminación por hidrocarburos) si bien la cantidad exacta la deberá fijar la Audiencia de A Coruña en ejecución de sentencia. El fiscal la había fijado en 4.328 millones de euros.

Con su resolución, la Sala de lo Penal del Supremo rechaza la pretensión de la Fiscalía del Supremo, que durante la vista por este asunto, celebrada el pasado 29 de septiembre, solicitó la anulación de la sentencia por "ilógica, errónea y arbitraria" y que se ordenara a la Audiencia Provincial de A Coruña que la repita teniendo en cuenta cinco documentos clave que acreditan que el capitán Apostolos Mangouras conocía el mal estado del barco.

Etiquetas