Público
Público

La UE fija en 19 céntimos por minuto el coste máximo de las llamadas internacionales

Fija asimismo el tope de 6 céntimos el minuto para los mensajes de texto entre estados miembros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

. /Fotolia

Las llamadas de teléfono entre países de la Unión Europea no podrán superar a partir de mayo del próximo año los 19 céntimos por minuto, gracias a un acuerdo preliminar alcanzado por el Parlamento Europeo y el Consejo (países UE).

Los negociadores de la Eurocámara y el Consejo cerraron el martes a última hora un acuerdo sobre el nuevo Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas, que fija asimismo el tope de 6 céntimos el minuto para los mensajes de texto entre estados miembros.

Las nuevas normas, que pretenden mejorar las redes y servicios de comunicación en la UE, así como la conexión a internet, tienen que ser aún aprobadas formalmente por la Eurocámara y el Consejo.

Otras ventajas previstas incluyen una mayor facilidad para cambiar el proveedor de servicios y mantener el mismo número de teléfono.

"Hemos acordado que los operadores no pueden cobrar cargos excesivos a los usuarios cuando llaman o envían un mensaje de texto desde su país de origen a otro Estado miembro de la UE a través de un teléfono móvil o un teléfono fijo", dijo en un comunicado la eurodiputada española del PP Pilar del Castillo, una de las negociadoras parlamentarias.

Por su parte, el vicepresidente de la CE de Mercado Único Digital, Andrus Ansip, afirmó que "este acuerdo es esencial para satisfacer las crecientes necesidades de conectividad de los europeos y aumentar la competitividad de Europa".

La directora de la Organización Europea de Consumidores BEUC, Monique Goyens, señaló que "el final de las tarifas de roaming fue un gran paso aunque no se ocupara de los altos costes de las llamadas telefónicas a otro país de la UE desde casa" y añadió que "el límite acordado para las llamadas dentro de la UE es un buen paso hacia un mercado único y real para los consumidores".

Además de mejorar los servicios tradicionales de telefonía, las nuevas disposiciones prevén medidas para aumentar el despliegue de las redes 5G y la distribución de redes de banda ancha fija, como la fibra óptica, incluyendo la posibilidad de realizar inversiones para reducir la factura de los operadores, una práctica que ya ha sido adoptada por Francia.

El acuerdo alcanzado ayudará a modernizar las actuales normas que rigen las telecomunicaciones de la UE y que se actualizaron por última vez en 2009.