Publicado: 16.12.2015 09:55 |Actualizado: 16.12.2015 09:55

La UE suaviza el reparto de cuotas que debía poner fin a la sobrepesca

Los ministros de los 28 cierran un acuerdo que supone recortes mucho menos ambiciosos de los propuestos inicialmente por la Comisión Europea.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, la ministra Isabel García Tejerina y ministro de Agricultura irlandés, Simon Coveney, antes del Consejo de Agricultura y Pesca de la Unión Europea en Bruselas. EFE

El comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, la ministra Isabel García Tejerina y ministro de Agricultura irlandés, Simon Coveney, antes del Consejo de Agricultura y Pesca de la Unión Europea en Bruselas. EFE

Los ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE) han alcanzado en la madrugada de este miércoles un acuerdo sobre el reparto de las cuotas para la flota comunitaria en 2016, después de dos largas jornadas de negociaciones.

El compromiso, que pretende poner fin a la sobrepesca y establecer niveles que permitan la recuperación de las poblaciones, incluye recortes para algunas especies para el año que viene, pero se quedan bastante alejados de las propuestas iniciales de la Comisión. En particular, el Consejo rebajó del 19,2% al 14% la reducción en las capturas del rape y del 26,4 % al 1% las del gallo, ambos en aguas ibéricas.

En el caso de la merluza norte, se acordó una subida de las cuotas del 6,4% al 9,5%, mientras que el recorte en las capturas de rape en esas mismas aguas se redujo del 12% al mantenimiento de la situación actual. 

La organización ecologista Océana calificó de "decepcionante" el acuerdo y lamentó la "falta de ambición de los ministros para hacer efectivos los compromisos de la Política Pesquera Común y en concreto acabar con la sobrepesca"

La reforma de la política pesquera de la UE hace dos años estableció por primera vez poner límites de capturas teniendo en cuenta el consejo científico, aunque no se están cumpliendo todas las recomendaciones. Los Estados miembros se comprometieron a sentar una bases sostenibles para todos los caladeros donde fuera posible hacia 2020 como muy tarde y se prohibió lanzar el pescado no deseado por la borda, que debe contarse dentro de las cuotas.

Recortes para España

Para España, el acuerdo supone una reducción del 22% de las capturas de merluza del sur, hasta las 6.946 toneladas, que contrasta con el recorte de más del 60% que defendía la Comisión Europea para este recurso. 

Además se recortan las capturas para la flota española del rape de aguas ibéricas en un 14% (frente a la bajada del 19,2% prevista por Bruselas), y del gallo del caladero nacional, en un 1% (la Comisión Europea había propuesto un recorte del 26,4%). También se reducen las capturas para la cigala del Cantábrico y del Noroeste, en un 21% y de Gran Sol, en un 2%.

Por el contrario, las capturas de merluza del Norte se incrementarán en un 19%, desde el 6% propuesto por Bruselas. De la misma forma aumentan un 5% las posibilidades de pesca para el gallo del Golfo de Vizcaya y de Gran Sol, así como para el boquerón o anchoa del Noroeste, aguas de Portugal y el Golfo de Cádiz (un 10% más) y para la cigala del Golfo de Cádiz y de aguas de Portugal (un 26% más).

En la misma línea, las capturas de jurel aumentan en un 27% en los caladeros del Cantábrico y Noroeste, en un 15% en el Golfo de Cádiz y aguas de Portugal y en un 27% en los caladeros del Norte. Por otro lado, se mantienen en el mismo nivel de 2015 las capturas para todos los stocks de abadejo y de rayas (Norte y Sur), el rape del Golfo de Vizcaya y Gran Sol y el boquerón o anchoa del Golfo de Vizcaya y el Cantábrico, aunque la ministra ha explicado que la Comisión revisará la situación de este stock a comienzos de 2016 para estudiar posibles mejoras.



En el caso de la bacaladilla, las posibilidades de pesca en el caladero del Norte aumentan un 5%, mientras que se reducen en un 7% para los stocks del Cantábrico, el Golfo de Cádiz y el Noroeste. Por último, las capturas de caballa se reducen un 15%, hasta las 33.748 toneladas.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha calificado de "muy satisfactorio" el resultado de las negociaciones, y ha subrayado que el acuerdo final supone un incremento de 6.000 toneladas y 12 millones de euros adicionales para la flota de Gran Sol, el Golfo de Vizcaya y del Golfo de Cádiz.

"El punto de partida era perder posibilidades de pesca con respecto al año 2015", ha asegurado en rueda de prensa tras el Consejo

El secretario general de Cepesca, Javier Garat, ha destacado que los stocks más afectados por los recortes para 2016 son los del litoral del Cantábrico noroeste. "Toda bajada siempre se ve mal por los afectados, aunque siendo realistas era difícil conseguir algo más de los que se ha conseguido para estas poblaciones", ha subrayado.