Público
Público

Atlético - Sevilla Un ultra implicado en el 'caso Zabaleta', detenido por apuñalar a otro en el Wanda

El agresor, de 40 años y de reconocida ideología neonazi, se acercó a un miembro del Frente Atlético y lo apuñaló hasta tres veces en un bar cerca del estadio rojiblanco sin que hubiera enfrentamiento ni provocación. La Policía cree que se trata de u ajuste de cuentas. 

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4

Fachada del estadio Wanda Metropolitano, casa del club Atlético de Madrid. / www.atleticodemadrid.com

Ignacio Racionero, un ultra que estuvo detenido por la muerte del seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta en 1998, fue arrestado esta pasada madrugada como presunto autor del apuñalamiento de un aficionado del Atlético de Madrid en las proximidades del estadio Wanda Metropolitano el miércoles por la tarde minutos antes de que se jugara el partido de Copa entre el Atlético y el Sevilla.

El presunto agresor, de 40 años y de reconocida ideología neonazi, pertenece a una facción del Frente Atlético, heredera de Bastión, el antiguo grupúsculo en la que se concentraban los seguidores más ultras del Atlético y al que pertenecía Ricardo Guerra, condenado por asesinar al seguidor de la Real Sociedad, Aitor Zabaleta, a las puertas del Estadio Vicente Calderón en 1998. De hecho, Racionero es un viejo conocido de la Policía ya que participa habitualmente en las concentraciones neonazis en Madrid. 

La Policía desconoce aún las razones de la agresión aunque maneja como hipótesis principal un ajuste de cuentas. Racionero es antiguo miembro del Frente Atlético que fue expulsado de esta organización.

Los hechos ocurrieron el miércoles por la tarde poco antes de las 19.00 horas cuando un joven de 22 años en las proximidades de la estación de Metro de Madrid de Las Musas, próxima al estadio Wanda Metropolitano.

Así lo han contaron varios testigos de la agresión, que vieron cómo, cuando dos miembros del Frente Atlético hablaban sobre fútbol en las proximidades del bar Zapatones —donde suelen reunirse aficionados del Atlético de Madrid—, un hombre, sin mediar palabra, se acercó por detrás y asestó tres puñaladas con una navaja a uno de ellos.

Según estos mismos testigos, la navaja  encontrada tirada en un parque infantil cercano a la boca de metro de la estación de Las Musas, donde el herido denunció la agresión ante la Policía Nacional.

Fuentes de la investigación informaron de que el herido se llama Fernando, es de nacionalidad española, estaba indocumentado y aparentemente ebrio, según les informaron otros testigos. El agresor, según las mismas fuentes de la investigación, sería un hombre calvo y con barba. El herido, un joven de 22 años que vestía una camiseta del Frente Atlético, ha sido operado en el Hospital de La Paz, y su vida no corre peligro.

Según el relato de un portavoz de Emergencias Madrid, sobre las 18.50 horas el joven fue agredido en la avenida de Niza, donde sufrió tres heridas por arma blanca en muslo, brazo y espalda, la última de carácter grave.

Fuentes policiales confirmaron que el herido es seguidor del Atlético y que vestía una camiseta del Frente Atlético. Las fuentes añadieron que se investigan las circunstancias en las que se produjo la agresión y si tiene que ver con un enfrentamiento entre ultras.

El joven fue estabilizado por Samur-Protección Civil en el lugar, al que llegaron de inmediato los sanitarios, al igual que varios agentes de la Policía Nacional, que se encontraban cerca del estadio, dentro del dispositivo de seguridad con motivo del partido entre el Atlético de Madrid y el Sevilla. Tras ser estabilizado, el joven fue trasladado en estado grave al Hospital de La Paz, donde ha sido intervenido. Su vida no corre peligro.