Público
Público

El Congreso insta al Gobierno a equiparar los permisos de paternidad y maternidad

La moción presentada por Unidos Podemos ha salido adelante con 339 votos a favor. El Ejecutivo ya ha rechazado con anterioridad dos proposiciones no de ley de este grupo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un padre y una madre pasean sus cochecitos de bebé. EFE/Archivo

El pleno del Congreso ha aprobado este jueves por unanimidad instar al Gobierno a "deponer su actitud de veto" a la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad para que sean igualitarios, intransferibles y remunerados al cien por cien.

Lo ha hecho al dar el visto bueno con 339 votos a favor a la moción consecuencia de interpelación de Unidos Podemos por la que pide al Ejecutivo de Mariano Rajoy desbloquear su propuesta, según señaló durante el debate de la misma la diputada de la formación morada Sofía Fernández Castañón.

Y es que Unidos Podemos intentó dos veces mediante una proposición de ley equiparar los dos permisos en 16 semanas, pero el Gobierno se acogió al artículo constitucional que le permite vedar "toda proposición o enmienda que suponga aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios requerirá la conformidad del Gobierno para su tramitación."

Fernández criticó esta actitud porque "todo lo que cambia las condiciones materiales de las personas tiene un coste".

Pese a que celebró la reciente subida del permiso de paternidad a cuatro semanas, lamentó que "un mes supone oler un poco de colonia de bebé, cambiar algún pañal y poco más respecto a lo que suponen los primeros meses de crianza a lo largo del primer año".

Desde el PP, Carolina España recalcó que la iniciativa de Podemos conllevaría un coste de más de 1300 millones de euros adicionales, por lo que emplazó mediante una enmienda "a llevar este tema tan importante al Pacto de Toledo, que es donde hay que debatirlo", estableciendo un calendario para su implantación progresiva.

La portavoz de Ciudadanos, Patricia Reyes, recriminó a Podemos la forma de llevar a cabo esta propuesta para que finalmente "se quede en un cajón", cuando fue su grupo además el que ya en el pacto de investidura incluía doblar el permiso de paternidad.

Por el contrario, la socialista Lídia Guinart recordó al PP la "gran dificultad" que hay en España para cuidar a los hijos "con unos permisos demasiado reducidos", a lo que se une "la falta de flexibilidad y de racionalización horaria en el trabajo" y el reto demográfico, por lo que instó al Gobierno a hacer "algo y ya".

Mientras, el portavoz del PNV Íñigo Barandiaran, que se ha mostrado de acuerdo con el PP en que esta propuesta debía debatirse en el Pacto de Toledo, ha decidido apoyar la iniciativa porque es "inadmisible la actitud de obstaculizar debates fundamentales" como es el de intentar "hacer desaparecer el desequilibrio de género.

Teresa Jordà, de Esquerra, explicó que "la equiparación de los permisos es fundamental" para "eliminar estereotipos", para "corregir la discriminación del mercado laboral", para lograr más igualdad, para conciliar "pero de verdad" y, además, "para proveer a niños y niñas del cuidado que merecen por parte de ambos progenitores".

El Grupo Mixto también dio su aprobación porque, según Oskar Matute, "esto ya tenía que estar aprobado" porque hay que "acabar con la realidad del heteropatriarcado y de la heteronormatividad", mientras que Marta Sorlì invitó al Gobierno a aprender "a perder" y aceptar "las reglas de la democracia" para desarrollar "de una vez por todas los permisos igualitarios e intransferibles. EFE